lunes, 18 de julio de 2016

16:12:00
Pedro Echeverría V.

1. Emilio Gamboa Patrón es un tipo duro, pero al parecer –leyendo su historia- es muy corrupto. Ayer exigió: “Que se cumpla la ley contra los líderes del CNTE a quienes se giró orden de aprehensión por realizar desmanes en 2015. No tengo mano dura sino mano firme y que se cumpla la ley por todos los maestros de México que deben ser más responsables. Hay maestros que son vándalos que se han dedicado a lastimar los derechos humanos de los ciudadanos”. Después de conocer lo que ha hecho y lo que se ha escrito sobre él, tengo la convicción que quien debería estar en la cárcel es él, no los maestros. ¿No le dará vergüenza a su hijo, hoy flamante diputado federal por Yucatán?

2. Apenas a los 26 años -al recibirse como licenciado en Relaciones Industriales por la privada Universidad Iberoamericana- se inició en política en 1976 como “auxiliar” del director del IMSS García Sáinz. Desde hace 40 años Emilio Gamboa Patrón es el político que más altos cargos ha ocupado. Fue protegido por los presidentes de México De la Madrid, Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo. Después de 18 años (1982/94) de manejar los más íntimos secretos de tres presidentes, se convirtió en el contacto y eje de la politiquería mexicana. En el año 2000, al lograr el panismo la Presidencia, Gamboa inició como legislador coordinador siendo senador, diputado, otra vez senador, etcétera. (Ver Almomento MX, investigador Erasmo Fernández de Mendoza, Jr. en julio de 2013. También Jorge Castañeda habla de él en su voluminoso libro La Herencia)

3. Del IMSS, García Sáinz se fue a Programación y Presupuesto en 1977 y se llevó a Gamboa Patrón. En 1979 López Portillo nombró a Miguel de la Madrid, secretario de Programación y Presupuesto en lugar de García Sáinz. Al día siguiente de su nombramiento, De la Madrid, vio a un apuesto joven; era Emilio Gamboa, el “auxiliar” de García Sáinz. Impresionado De la Madrid se identificó con el jovenzuelo y le pidió quedarse. Verdaderamente impresionado por el joven lo nombró nada menos que su ¡secretario particular!, sin tener ningún mérito para darle ese importante cargo público pues la profesión de Gamboa es la de licenciado en relaciones internacionales.

4. A partir de ese momento, Emilio Gamboa se dedicó a acumular poder en sus manos, dado que el secretario De la Madrid relegaba muchas responsabilidades en su secretario particular. En esa época, Gamboa Patrón inició una íntima amistad con Salinas de Gortari, quien mucho lo protegería y ayudaría cuando fue presidente de la República. De la Madrid ratificó a Gamboa Patrón como su secretario particular en toda la línea. Sus fiestas, las bohemias, el mismo terremoto lo atendió Gamboa, a tal grado que –ante “la silla vacía”- él era llamado “vicepresidente” y casi todos los altos funcionarios le obedecían porque hablaba en nombre del señor presidente.

5. Fue el secretario privado Gamboa Patrón quien se encargó de comunicarle a Salinas: “Felicidades hermano, el presidente De la Madrid te va a decir ahorita que tú serás el candidato presidencial del PRI”. Salinas de Gortari le demostró su gratitud a Gamboa Patrón, dándole nada menos que ¡tres altos cargos en el gabinete presidencial: Director general del INFONAVIT, director general de IMSS y secretario de Comunicaciones y Transportes! En este último –según se escribe- Gamboa repartió a diestra y siniestra concesiones radiales y televisivas, favoreciéndose hasta a sí mismo y ampliamente a sus “grandes amigos” de Televisa, perjudicando a Redvisión, Televisión Cosmopolitana y a MVS Multivisión.

6. Al ascender el presidente Ernesto Zedillo, Gamboa Patrón le pidió a Córdova Montoya -otro de sus “íntimos”- que lo recomendara con su gran amigo Zedillo para algún cargo público en el nuevo sexenio. Gamboa llegó a director general de la Lotería Nacional en donde él “llenó de azufre el despacho principal de la Lotería”, en vista de lo cual y por las protestas de los billeteros que fueron tratados por Gamboa con despotismo, fue cesado en ese cargo; pero otra vez Zedillo nombró a Gamboa Patrón como director general de Fonatur, cargo en el que “él volvió a hacer de las suyas, provocando muchas críticas por su manera de hacer las ventas de terrenos turísticos, principalmente en Cancún”.

7. Cuando Francisco Labastida obtuvo la secretaría de Gobernación, nombró a Gamboa Patrón subsecretario de Información por sus grandes ligas con Televisa y con otros capitanes de la Prensa Nacional. Ungido Labastida candidato presidencial del PRI, se llevó a Gamboa como su coordinador general de campaña; resultó un gran fracaso porque el pintoresco e inepto Vicente Fox derrotó a Labastida en toda la línea. Sin embargo, Gamboa Patrón cayó de pie, pues al mismo tiempo fue candidato plurinominal –sin hacer campaña– a senador de la República, cargo legislativo que tuvo del 2000 al 2006. En ese año, él fue candidato a diputado federal sin tener que buscar los votos de la ciudadanía. En la Cámara Baja, Gamboa estuvo del 2006 al 2009, año en el que fue nombrado secretario general de la CNOP, en donde permaneció hasta este año del 2013.

8. En 2012, el PRI nuevamente lo hizo su candidato a senador, por lo que fue nombrado como coordinador de los senadores del PRI, con lo que Gamboa Patrón aseguró su Séptimo sexenio, o sea nada menos que…42 años de estar pegado a la ubre gubernamental de 1976 a 2018. Según el investigador Francisco Rodríguez, Gamboa Patrón ha sido, es y seguirá siendo tan sólo un mercader de la política; Gamboa ha “aprovechado” muy bien los altos cargos que él ha ostentado. En el Infonavit, se hizo de constructoras; en el IMSS, de laboratorios farmacéuticos; en Comunicaciones, de radiodifusoras; En el Fonatur, de desarrollos turísticos en el noroeste.

9. Cuando fue senador la primera vez, cínicamente hizo “coyotajes”. Se recuerda su conversación telefónica con Kamil Nacif Borge, que inclusive está pareja, Nacif y Gamboa, fueron mencionados por Lydia Cacho en su libro “Los demonios del edén”, de haber participado en una red de pornografía infantil del asqueroso Jean Succar Kuri –hoy en la cárcel–, en Cancún. Hoy Gamboa Patrón y compañía sale a declarar que está contra las luchas del CNTE. ¿Se podría esperar otra cosa de un cacique priísta, con 40 años cobrando millonarios salarios y haciendo negocios a la sombra del poder? Pero las luchas de la Coordinadora no pararán. (18/VII/16)