miércoles, 10 de mayo de 2017

18:54:00
WASHINGTON D.C., 10 de mayo de 2017.- El presidente de EEUU, Donald Trump, ha subrayado ante el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, que Moscú tiene que hacer más para refrenar al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, y a Irán para trabajar hacia una salida al conflicto en Siria. Según un comunicado divulgado por la Casa Blanca tras el encuentro de Trump y Lavrov, el mandatario estadounidense ha mostrado, además, su «deseo de construir una mejor relación» entre los dos países.

La visita de Lavrov a Washington ha sido el contacto de más alto nivel de Trump con el Kremlin desde su llegada a la Casa Blanca el pasado 20 de enero y ha seguido al viaje que realizó a Moscú el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en abril.

El ministro de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, afirma que es “humillante” para los estadounidenses oír que el Kremlin está controlando la política de EE.UU. tras negarlo rotundamente. (AP)

Trump ha puesto el acento durante su entrevista con Lavrov en la «necesidad» de que EEUU y Rusia «trabajen juntos para poner fin al conflicto en Siria» y subrayado que Moscú debe «refrenar» al régimen de Al Asad, a Irán y a los aliados de Teherán, de acuerdo con la Casa Blanca.

Por otro lado, en el encuentro que mantuvo Lavrov con Tillerson antes de su visita a la Casa Blanca, ambos hablaron de «reducir la escalada de violencia en Siria y garantizar que la asistencia humanitaria llegue a cientos de miles de civiles en todo el país», según explicó el Departamento de Estado en otro comunicado.

Trump recibió a Henry Kissinger, ex secretario de Estado.

En cuanto a Ucrania, Trump ha expresado a Lavrov el «compromiso» de su Gobierno de seguir participando en las conversaciones para resolver el conflicto, a la vez que ha remarcado «la responsabilidad de Rusia de aplicar plenamente los acuerdos de Minsk».

También Tillerson ha insistido ante Lavrov en «avanzar hacia la plena aplicación de los acuerdos de Minsk», al asegurar que las sanciones contra Rusia se mantendrán hasta que Moscú «revierta las acciones que las desencadenaron». (EFE)