domingo, 5 de febrero de 2017

14:34:00
MÉRIDA, Yucatán, 5 de febrero.- El barítono venezolano radicado en Italia, ofreció un concierto con el que amalgamó las Méridas latinoamericanas, en compañía del pianista yucateco Carlos Camacho y la mezzo soprano María Eugenia Guerrero, dentro del programa cultural de Mérida, Capital Americana de la Cultura 2017.


Este sábado por la noche en el auditorio “Silvio Zavala Vallado” del Centro Cultural de Mérida Olimpo en punto de las ocho de la noche el barítono Pedro Carrillo, cumplió su palabra de unir a todos los países de América Latina a través del arte. Una forma de hacerlo es con la música académica, y así lo hizo.

Ante un auditorio repleto, Carrillo enfundado en un frac apareció ante el público yucateco que por segunda ocasión lo escuchó cantar. Acompañado del yucateco virtuoso del piano Carlos Camacho, iniciaron con “Come un'ape nei giorni d'Aprile”, de G. Rossini.

Al término de la primera aria de ópera, el respetable correspondió con aplausos y poco a poco con cada tema que el Mtro. Carrillo interpretó, los asistentes comenzaron a sucumbir ante la voz del barítono.

El recital fue divertido y ameno y el auditorio tuvo que rendirse ante el encanto de Pedro Carrillo, quien coqueteo y logró una empatía con su público.

En la primera parte también interpretó obras como: “Ah! Per sempre io ti perdei”, de V. Bellini, “Prologo. I Pagliacci” de R. Leoncavallo, “Intermezzo. Manon Lescaut” de G. Puccini, y “O du mein holder abendstern. Tannhäuser” de R. Wagner por mencionar algunas.

En la segunda parte, el barítono se quitó el frac y lució una guayabera negra de manga larga con zapatos de charol, para cantar tres temas alemanes de amor y tres más que hablan de la tierra que lo vio nacer.

Los cantos cubanos como “Yamambó” de E. Grenet, lo interpretó con su amiga María Eugenia Guerra, quien al término lo dejó sólo para que él cante “Araguaney” de Ramón y Rivera.

El recital concluyó con el dueto “Buffo di due Gatti” de Gioachino Rossini, autor de la ópera “La ocasión hace al ladrón”, que produjo María Eugenia Guerra, obra en la que el pueblo yucateco escucho por primera vez a Carrillo, este último tema arrancó los aplausos y la sonrisa de los asistentes. (Boletín)