domingo, 5 de febrero de 2017

11:56:00
Pedro Echeverría V.

1. El priísta Benito Nacif, representante en el INE y el panista Javier Lozano, senador, se han opuesto radicalmente a que les descuenten un 10 por ciento de su gigantesco salario para paliar –según el gobierno- la profunda crisis económica y presupuestal que vive México. Argumentan legalidades constitucionales y lanzan por la borda cualquier juicio moral o argumento de solidaridad política. Obviamente, para obtener el altísimo cargo que tienen esos dos personajes no acudieron a legalidades constitucionales que demuestren poseer honradez y vocación de servicio; sino a las amistades con los dirigentes de los partidos PRI y PAN que los colocaron en esos cargos de abultados salarios. Y no se piense en que poseen honestidad; son tan corruptos como los otros.


2. Los altos funcionarios del INE, como autoridad electoral, son junto a los miembros de la Suprema Corte y la Presidencia de la República, de las instituciones que cada mes obtienen ingresos cada uno, de más de medio millón de pesos (el dólar cuesta 21 pesos); los Senadores reciben unos 400 mil pesos al mes. (El salario mínimo del trabajador es de 240 al mes, menos de cuatro dólares al día) La realidad es que ese machismo de Nasif y Lozano sólo es una especie de chantaje a los jefes para que manifiesten más autoridad ante un pueblo que no para en sus manifestaciones. De Nacif sólo se sabe que es del PRI, pero Lozano (el perro), es conocido por ser golpeador de obreros y quien cesó a 45 mil electricistas siendo secretario del Trabajo.

3. Los jefes del PRI, del PAN, del gobierno –a quienes les deben todos sus cargos- hace mucho que debieron llamarles la atención a esos personajes que son sus esclavos. ¿No les parece que cualquier argumento “constitucional” es ridículo cuando fueron colocados en el cargo por órdenes de sus superiores? Con excepción del partido Morena que usó una “tómbola” para rifar en “suertes” las candidaturas, los demás partidos obtuvieron los cargos por mandatos de sus jefes políticos. ¿Y los votos? ¡No jodan, no sabía que existiesen!; en México dirigen los votos a control remoto usando regalos y cheques, prometiendo empleos y comprando voluntades. No se rían: en este país del desempleo y la miseria, la gente se vende por cualquier plato de lentejas.

4. La Constitución, cuyo 100 aniversario se festeja hoy 5 de febrero por el gobierno, es una “piltrafa” como diría Soto y Gama de la bandera nacional en 1914; ha sufrido más de cien remiendos para adecuarla cada vez más a los intereses de los empresarios y la clase gobernante. Cada vez que se dice que se cumpla es para adaptarse a la privatización y a los intereses políticos. Lo que hay que hacer es echarla a la basura y hacer una nueva que por primera vez represente los intereses de pueblo, de los trabajadores, de los explotados, los marginados. Pero ello sólo podrá hacerse después de una revolución que acabe con los privilegios y el poder de la gran burguesía. Hoy también se presentará la Constitución de la CDMX que tendrá avances muy limitados. (5/II/17)

http://pederoecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com