martes, 31 de enero de 2017

13:05:00
CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero de 2017.- Ante las nuevas evidencias de que en la ingesta del maíz transgénico se podrían estar consumiendo tóxicos como la cadaverina y putrecina, además del glifosato, probable cancerígeno, organizaciones de la colectividad del maíz advirtieron que de levantarse la medida precautoria que impide la siembra de ese producto en el país los daños a la salud de la población serían incalculables e irremediables.

En conferencia de prensa, Adelita San Vicente, representante del a colectividad, informó que impulsarán la campaña #nomásabusoscontraelmaíz para dar a conocer las últimas investigaciones científicas sobre los peligros del consumo de estos productos.


La semana pasada Monsanto y otras empresas trasnacionales presentaron un recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para que ésta atraiga la resolución sobre si se mantiene o no la medida cautelar que estableció un juzgado y que impide la siembra de maíz transgénico.

Las organizaciones informaron que jurídicamente lo que procede es que la Corte defina si atrae el caso y de no ser así seguirá su curso en el primer tribunal colegiado de amparo con sede en la Ciudad de México. (La Jornada)