martes, 31 de enero de 2017

08:55:00
MÉRIDA, Yucatán, 31 de enero.- El regidor Rommel Uribe Capetillo respondió a detalle a los dichos del edil priista José Rivero Mendoza respecto a la repavimentación del carril oriente de la Avenida Andrés García Lavín.

Rommel Uribe (izquierda) desmintió los dichos de José Rivero (derecha) sobre las obras en la avenida Andrés García Lavín (fotos: José Repetto)

El panista señaló que le llamaron la atención estos dichos, que están plagados de mentiras y por lo cual consideró le obliga a comentar al respecto. 

Uribe negó que la obra constituya un derroche de recursos, explicando los criterios para hacer una calle, tales como la conectividad y el número de usuarios que utilizan la vialidad - en este caso, casi 200 mil personas pasan por ahí al día- y el estado físico de ésta.

Sobre la afirmación de Rivero de que hace 5 años se modernizó la avenida, recordó que en 1994 él era director de Obras Públicas y entonces se iniciaron los primeros 100 metros cuadrados de la vía y después la siguiente administración la dio por concluida. "No son 5 años, son 20 años y un poquito más", remarcó.

También desmintió el punto de que se está volviendo a repavimentar una avenida que hace seis meses se hizo, explicando que bacheo no es lo mismo que repavimentación. Cuando la CFE hizo la zanja, bachearon el ancho de ésta y dejaron el resto como estaba, precisó Uribe.

También desmintió que no hubiera coordinación institucional para su concreción, explicando la cronología del acuerdo con la CFE para la repavimentación de la vía. En febrero de 2016, el alcalde Mauricio Vila Dosal aprovechó la visita del entonces director de la CFE, Enrique Ochoa Reza, para solicitarle a raíz de los daños y perjuicios que causó a la vía la ampliación de la red eléctrica la repavimentación de ella, a lo que éste accedió.

Aunque Ochoa accedió, con el paso de los meses la dependencia dijo que daría la mitad del recurso, ante lo que el Ayuntamiento ofreció aportar maquinaria y personal. El 12 de julio, Ochoa renunció para ser presidente del PRI y el alcalde continuó con las negociaciones con el Ing. Humberto Saldaña, quien toma el problema en sus manos y empieza apoyando al Municipio y a los meridanos a luchar por el ofrecimiento de su jefe anterior.

Tras muchas negociaciones, se firmó el convenio de colaboración el 4 de noviembre. La obra inició el 16 de enero y debe concluir entre la última semana de febrero y la primera de marzo.

Los recursos para ésta, señaló Rommel Uribe, llegaron el 26 de enero a las 12:10 del día.

En este punto, destacó la coordinación y ganas de que las cosas se hagan bien y con el menor de los perjuicios.

Sobre la afirmación de que la obra no está en el Plan Municipal de Desarrollo, señaló que el Eje 4 de éste habla de una Mérida con servicios de calidad y uno de sus subejes es el tema de Infraestructura y Obras Públicas, y dentro de sus estrategias está el realizar acciones integrales en las vialidades del municipio tales como pavimentación, repavimentación, mantenimiento correctivo de calles y avenidas, construcción y repavimentación de guarniciones y banquetas. "Es exactamente lo que estamos haciendo", dijo.

Otro punto desmentido fue que la obra no se metió a los Consejos, pues el 8 de diciembre de 2016 sesionó el Consejo Consultivo del Presupuesto y Ejercicio del Gasto -integrado por diversos sectores de la sociedad, entre éstos especialistas en la materia-, donde se puso a consideración de sus integrantes un avance del catálogo de las obras a realizarse en 2017. Uribe leyó declaraciones de los representantes de las cámaras empresariales sobre las obras en avenida, las cuales fueron en sentido favorable, describiéndolas como un buen avance y una necesidad.

"Creo que declarar así tan libremente, sin tener elementos necesarios, es una falta de responsabilidad", dijo Uribe respecto a los dichos de José Rivero.

El panista comparó a la vía con la avenida Presidente Masaryk de la Ciudad de México, señalando que forma parte de un programa integral en el municipio porque se suma a los pares viales para comunicar con Altabrisa, así como buscar disminuir el congestionamiento para ir directamente a esa zona sin tener que pasar por la glorieta del Pocito. La 38, paralela a la García Lavín, también está planeada.

"Éste es un programa integral, no es una ocurrencia. Porque también mencionaba que no está planeado y algunas cosas más... está no planeada, súper planeada esa zona, y se planeó desde principios de la administración que es cuando nosotros solicitamos los recursos para esta obra", expresó el edil.

Finalmente, Uribe llamó a tener responsabilidad para que las opiniones que den estén perfectamente sustentadas.

Por su parte, Milagros Romero Bastarrachea, del partido Movimiento Ciudadano, se expresó impactada de que hubiera una polémica por este tema pues recordó su primera reunión vecinal como regidora fue en esa zona y los vecinos del rumbo solicitaron estas obras, las cuales describió como las más pedidas por la comunidad y menos cuestionadas. También señaló que los pares viales de la zona están entre los proyectos más celebrados en la Comisión de Movilidad.

Al desmentido se sumó Mauricio Díaz Montalvo, coordinador de los panistas, quien mostró fotografías para desestimar la afirmación de que la calle ya hubiera sido repavimentada, como dijeron los priistas. (José Repetto)