martes, 31 de enero de 2017

11:24:00
WASHINGTON D.C., 31 de enero de 2017.- La Asociación de Boy Scouts de Estados Unidos anunció que ha levantado con efecto inmediato el veto al ingreso a los niños transexuales, que regía desde hacía más de un siglo.

"Nos hemos dado cuenta, tras semanas de discusiones, que tomar el certificado de nacimiento como punto de referencia ya no es suficiente", explicó el director ejecutivo de la asociación, Michael Surbaugh, el lunes en un videomensaje.

Surbaugh dijo que a partir de ahora los Boy Scouts solo tendrán en cuenta el género con el que los padres inscriban al menor, lo que pone fin al requerimiento de certificados de nacimiento.


"Las comunidades y las leyes estatales están interpretando la identidad de género de manera diferente a como lo hacían en el pasado", justificó el director ejecutivo.

Esta decisión de los Boy Scouts supone un nuevo paso en la apertura de la organización tras años de polémica y quejas por su política de discriminación.

En 2013 comenzaron a admitir en sus filas a adolescentes abiertamente homosexuales y que en 2015 levantaron el veto que impedía a los adultos homosexuales trabajar como monitores.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) amenazó entonces con abandonar la organización al sentirse "profundamente contrariados" por ese cambio.

La nueva decisión de levantar el veto llega además semanas después de una polémica generada por la expulsión de los Boy Scouts de un niño transexual de ocho años en Nueva Jersey.

En Estados Unidos hay unos 2.3 niños enrolados en los Boy Scouts, que forman parte de aproximadamente 110 mil patrullas a lo alto y ancho del país, el 70 % de las cuales afiliadas a organizaciones religiosas.

Estados Unidos asiste desde hace meses a un acalorado debate sobre los derechos de las personas transgénero en una lucha para regular su identidad en las escuelas, baños y lugares de trabajo.(EFE)