martes, 31 de enero de 2017

12:00:00
MÉRIDA, Yucatán, 31 de enero.- Por primera vez, la regidora Milagros Romero Bastarrachea, del partido Movimiento Ciudadano, señaló públicamente que desde hace varios meses en el Rastro Municipal se ha dado una situación de presunto abuso de autoridad por parte del director, Santiago Alamilla Bazán, contra la trabajadora Mary Carmen Cueva.

Milagros Romero, regidora de MC (foto: José Repetto)

La empleada, dijo la regidora, empezó a aguantar las presiones de Alamilla para renunciar por la necesidad que tiene al ser una madre con dos hijas estudiando y el único sostén de su casa.

Cueva fue contratada para trabajar como auxiliar administrativa, posteriormente la pasaron al área de ventas sin que mediara ningún documento. Luego fue asignada a supermercados para medir y cotejar precios de croquetas y, posteriormente, a hacer análisis de estudios de calidad, labor para la cual no estaba calificada.

Se le asignaron tareas cada vez más difíciles con tal de que ella cediera, sostuvo Romero.

Finalmente, la trabajadora fue enviada a un área sin silla y escritorio, pero siguió trabajando. Luego la mandaron con los cerdos, con botas muy grandes para su talla. Hasta los matarifes se compadecían por su situación.

También le prohibieron entrar a las áreas comunes del Rastro.

Ante estas situaciones y el daño psicológico que sufrió la trabajadora, la regidora Dafne López Osorio la canalizó al Instituto Municipal de la Mujer. La trabajadora también fue a interponer una queja ante la Comisión de Derechos Humanos, aportando como pruebas los tarjetones que le dieron para acceder a cada área.

"Me parece que nadie quisiera para un hijo, para un amigo ni para un enemigo estar pasando por esta situación. No encuentro yo razón para que este Ayuntamiento no haga una investigación exhaustiva y profunda de lo que aquí se está diciendo. No veo necesidad de que sea Derechos Humanos quien tenga que emitir un dictamen y creo que pudiéramos nosotros, en un acto como hemos hablado otras veces de justicia, ya tomar cartas en este asunto", dijo Milagros Romero.

Alamilla, señaló la regidora, siente que está en su principado y que nadie lo puede tocar. Ante esta situación, hizo un llamado a ejecutar una acción ejemplar en su contra.


Milagros Romero omitió mencionar que Mary Carmen Cueva trabajó como su asistente previo a laborar en el Rastro Municipal. (José Repetto)