sábado, 26 de noviembre de 2016

17:59:00
Pedro Echeverría V.

1. Lo más importante es saber que cada quien define a una persona o a un político, de acuerdo a la ideología que posee. Los derechistas, los panistas, los conservadores, siempre han dicho que el gobernante cubano Fidel Castro fue un “maldito dictador” que mantuvo a Cuba más de 50 años en la opresión; pero cuando hablan de Pinochet, Bush/Obama, Calderón/Peña, los consideran demócratas porque “respetaron el régimen de libertades”. Los izquierdistas y socialdemócratas decimos lo contrario: mantenemos buenos juicios con el castrismo y pensamos que los otros gobernantes –aunque mantengan partidos y realicen elecciones- son gobernantes que han establecido una dictadura siempre en beneficio de los hombres más ricos y explotadores.

2. Para los luchadores sociales de izquierda dictador es la persona o clase dominante (como en México, EEUU, Chile) que, aunque haga elecciones o permita libertad de prensa, gobierna en beneficio de la clase minoritaria, es decir, a favor de los grandes empresarios, de los explotadores y los ricos; son los que imponen un régimen de represión contra las protestas de los trabajadores pobres y explotados. Para los izquierdistas Castro no es dictador; tuvo que establecer un régimen fuerte para evitar su derrocamiento por el imperio internacional; sin embargo sus leyes buscan prohibir la explotación, la corrupción y la acumulación de capital en unas cuantas manos, tratando de beneficiar claramente a la población trabajadora. Se acabaron los miserables y menesterosos.

3. En Cuba, EEUU, México, Chile, jamás han dejado de hacerse elecciones, pero cada quien muy a su manera. En México por ejemplo, llevamos 18 presidentes electos de Carranza a Peña y todos han beneficiado al 10 o cinco por ciento de la población dejando al 90 por ciento en la pobreza, la miseria y el desempleo. ¿No es acaso una fuerte dictadura de una clase social que cada seis años cambia algunas caras para hacer lo mismo? Cuba a pesar del fuerte bloqueo económico mundial que impuso EEUU, a pesar de no tener más de 11 millones de habitantes –obviamente, también de muchos errores- su nivel educativo, en salud, en igualdad (aunque el bloqueo continúe) tiene niveles superiores y comparables al primer mundo reconocidos por las Naciones Unidas.

4. En ningún lugar (Rusia, China, Cuba) se pudo construir el sistema socialista aunque no les faltó voluntad y honradez para hacerlo. Los países imperialistas y la estructura mundial fueron más poderosos e impidieron cualquier régimen de igualdad que estuviera fuera de la dominación capitalista. Todo aquel país: Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, que impida el desarrollo de las grandes empresas, que trate de bloquear los medios de información por mentirosos y tergiversadores, es acusado por las grandes agencias internacionales de dictadura, aunque haga elecciones libres y con vigilancia internacional. Así que cuidado con eso de “dictaduras” y “democracias”. Con razón se ha dicho: “Los yanquis reconocieron a grandes dictadores militares diciendo que los apoyaban porque son “sus dictadores”. (26/XI/16)