sábado, 26 de noviembre de 2016

09:47:00
NUEVA YORK, 26 de noviembre de 2016.- El presidente electo de EE UU, Donald Trump, ha ofrecido este sábado su primera reacción a la muerte del líder cubano Fidel Castro en su cuenta de Twitter con una escueta frase: "¡Fidel Castro está muerto!".

La reacción de Trump llegó antes que la de Barack Obama, quien en un comunicado ha expresado sus condolencias al pueblo cubano. "En este momento del fallecimiento de Fidel Castro, tendemos una mano de amistad al pueblo cubano", ha hecho saber Obama. "La historia juzgará su impacto, pero hemos trabajado duro para dejar atrás el pasado", ha añadido.

Castro falleció este viernes a los 90 años de edad, según informó su hermano, el presidente Raúl Castro, en una alocución en la televisión estatal.

Durante la campaña electoral, Trump prometió "dar marcha atrás" a las "concesiones" hacia Cuba, pero los expertos ven improbable que frene en seco el deshielo iniciado por el actual presidente estadounidense, Barack Obama. 

Fidel joven.

En las primarias, Trump fue el único aspirante republicano que apoyó la apertura a Cuba, pero en su búsqueda de votos en Florida en las elecciones generales prometió que "revocaría" las medidas ejecutivas de Obama "a no ser que el régimen de los Castro" restaure "las libertades en la isla".

Pero algunos analistas consideran que el magnate de los hoteles y los casinos tendrá que atemperar esa postura, debido a las presiones que recibirá de parte de los empresarios estadounidenses que llevan décadas anhelando hacer negocios con Cuba.

Entre ellos está el pensador político Noam Chomsky, que en una reciente entrevista aseguró que las presiones de las empresas estadounidenses que quieren hacer negocios con la isla en terrenos como la biotecnología, el farmacéutico, la agroindustria o el turismo podrían condicionar las promesas electorales de Trump.

La muerte de Fidel Castro ha vuelto a poner en primer plano, además, la incógnita sobre el embargo económico a Cuba que durante más de cinco décadas ha mantenido Estados Unidos y cuyo futuro ahora dependerá del futuro Gobierno de Trump.

Actualización a las 11:32 a.m.: Unas horas más tarde el magnate ha pasado a la prensa un comunicado en el que ha cargado con dureza contra Fidel Castro. Ha destacado que ha muerto un dictador brutal que oprimió a su pueblo y durante casi seis décadas y ha señalado que su legado es pobreza, robos, negación de derechos fundamentales y un sufrimiento inimaginable.

“Aunque no se pueden borrar las tragedias, muertes y dolor provocados por Fidel Castro, nuestro gobierno hará todo lo que pueda para asegurar que el pueblo cubano pueda al fin iniciar su viaje hacia la prosperidad y la libertad”, dijo Trump en el comunicado. “Si bien Cuba sigue siendo una isla totalitaria, es mi esperanza que el día de hoy marque un alejamiento de los horrores soportados por tanto tiempo, hacia un futuro en el que el maravilloso pueblo cubano al fin pueda vivir en la libertad que tanto se merece”, declaró Trump.

Se espera de Trump mano dura contra el Gobierno de Cuba. Aunque a él personalmente quizá le convendría rebajar el embargo y poder hacer negocios en la isla paradisiaca que retomó las relaciones diplomáticas con Estados Unidos en diciembre de 2014. Desde entonces ambos países viven un lento deshielo.De hecho, la revista Newsweek acusó en campaña al próximo inquilino de la Casa Blanca de saltarse el embargo comercial en 1998. (EFE / La Vanguardia)