sábado, 26 de noviembre de 2016

17:51:00
MÉRIDA, Yucatán, 26 de noviembre.- Continuando con la política del alcalde, Mauricio Vial Dosal, de capacitar continuamente a los empleados del ayuntamiento para mejorar  la calidad de la atención a los animales de los zoológicos de Mérida, personal del Parque del Centenario repasó de manera práctica las técnicas para el manejo de cocodrilos  en el taller “Manejo Especializado de Cocodrilos en Cautiverio”, impartido por la Red para la Conservación de los Anfibios y Reptiles de Yucatán (RCARY).


El director de Servicios Públicos Municipales, Luis Jorge Montalvo Duarte, informó que a principios de semana, empleados del zoológico acudieron al Parque Manuel Berzunza Carrillo “Mulsay” para recibir capacitación sobre el tipo de material para el protocolo de manejo adecuado de cocodrilos, de acuerdo con espacios físicos, técnicas especializadas en contención y métodos para el trabajo en equipo.

-El objetivo es que los empleados tengan conocimiento de como mover y tratar a estos animales y así mantener la seguridad de los empleados y de los cocodrilos también-, explicó.

El funcionario señaló que por indicaciones del alcalde Mauricio Vila, la dirección que encabeza ha buscado mejorar la calidad de atención en el manejo de los animales que se encuentran en los zoológicos de Mérida, ya que cuentan con especies que requiere de un tratamiento especial por estar en peligro de extinción.

Detalló que durante en este taller, el personal aprendió cómo realizar diversos tipos de nudos, el correcto aproximamiento al cocodrilo, la forma someterlo para encintarle el hocico y la importancia de trabajar en equipo. Todo esto se ensayó antes de ingresar al encierro de cocodrilos, donde el instructor Gualberto Pacheco Sierra y el representante de la RCARY, Luis Fernando Díaz Gamboa, mostraron a los empleados como realizar las acciones.

Los trabajadores entraron en grupos y uno de ellos quedó como encargado de enlazar al cocodrilo para sacarlo de la pileta, mientras otro evitaba con una vara que los demás cocodrilos intentaran salir del estanque.

En total fue necesaria la intervención de cuatro empleados para la maniobra, dos para sujetar al animal y facilitar el encintado del hocico, y otros dos para jalar la soga que impedía al cocodrilo atacar a los animaleros que lo sometieron.

Los empleados también practicaron la correcta medición de los animales.

-El trabajo con los cocodrilos siempre se hace por una razón: porque hay que cambiarlos de estanque, porque hay que operarlos o porque hay que medirlos. Todos los movimientos siempre son en pro del bienestar animal y para evitarles un estrés innecesario -explicó.

El taller, en el que participaron 14 veterinarios y animaleros del Centenario, fue inaugurado por el subdirector de Servicios Generales, Manuel Campos Ancona quien destacó el esfuerzo que realiza el Ayuntamiento para contar con personal mejorar capacitado, así como con herramientas más adecuadas para el desarrollo del trabajo cotidiano, como es el delicado manejo de los cocodrilos. (Boletín)