domingo, 2 de octubre de 2016

13:12:00
MÉRIDA, Yucatán, 2 de octubre.- La compañía Síndrome Belacqua, con performance de Ulises Vargas, se convirtió anoche en el auditorio “Carmen de Mora” de la Casa de Artes "José Gorostiza", en Villahermosa, Tabasco, en la ganadora de la Muestra Regional de Teatro de la Zona Sur 2016.

El jurado dictaminador, integrado por Antonio Zúñiga, Moré Barret y Emma Cortez, determinó que Currículum Vitae. Instrucciones para armar fuese seleccionada porque otorga una conexión con el espectador y le da relevancia dentro del dispositivo escénico, lo que permitió ver a la obra vital y de notable actualidad.

Su valía radica en el uso mínimo de recursos materiales, para apostar por las herramientas expresivas del texto y el cuerpo presente del actor entregado a la escena, cuya dirección es de Nara Pech y la dramaturgia de Majo Calamidad.

Ulises vargas despliega las distintas facetas que esa etapa de la vida trae consigo: el trabajo o la ausencia del mismo, el amor, la pregunta por los hijos o el caótico tiempo que se mide en quincenas.

La compañía Síndrome Belacqua recibirá un estímulo económico de 15 mil pesos por integrante para la producción, transporte y participación en el circuito de muestras de zonas regionales, que se llevará a cabo en el 37 Encuentro Nacional de Teatro, a efectuarse en San Luis Potosí del 3 al 12 de noviembre.

La calidad histriónica del estado quedó de manifiesto en la fase sectorial, donde también participaron Argot Teatro de Campeche con la obra Fractales, que en caso de alguna dificultad o contingencia del grupo yucateco ocuparán el lugar en el certamen nacional.

Por el estado de Quintana Roo participó Ecco escénico con Mobby: poeta ballena; la agrupación Teatral Mano y contramano representó a Veracruz con Ensayo del titiritero, mientras que Tabasco lo hizo con El ogrito a cargo de Brújula Teatro y Chiapas con la puesta en escena Abusos, de la compañía CUFA.

Currículum Vitae, instrucciones para armar, es un espectáculo unipersonal que reflexiona sobre cómo nos hacemos adultos en el mundo contemporáneo.

Durante 90 minutos, el actor despliega las distintas facetas que esa etapa de la vida trae consigo: el trabajo o la ausencia del mismo, el amor, la pregunta por los hijos o el caótico tiempo que se mide en quincenas.