domingo, 2 de octubre de 2016

17:59:00
Pedro Echeverría V.

1. “Padres de familia, niños y maestros de al menos 10 escuelas realizan una serie de bloqueos intermitentes en diversos puntos de la Ciudad de México en contra de la Reforma Educativa y en apoyo a los profesores de la Coordinadora (la CNTE). Uno de los bloqueos ocurre en el cruce de avenida Eduardo Molina, a la altura del metrobús Vasco de Quiroga. Los padres de familia y maestros son de la escuela primaria Maestro Silio. Una maestra lleva cuatro años en esa primaria y argumentó que este mes le hicieron un descuento de 800 pesos a pesar de que a ella no la han llamado a evaluar. Hubo un pequeño altercado con los automovilistas. La lucha sigue.

2. Los gobiernos fascistas de México siempre, de una u otra forma, han derrotado las luchas de los trabajadores. Y como éstas nunca han triunfado en siglos, no se han convertido en ejemplo que nos enseñen el método para enterrar a esta clase y este sistema capitalista de explotación y opresión de la humanidad. He escrito más de mil un veces acerca de la historia de las luchas de los trabajadores contra los gobiernos y los poderosos empresarios para conquistar condiciones menos peores de vida: los ferrocarrileros, electricistas, petroleros, campesinos, estudiantes, pero uno a uno nos han derrotado y ningún pretexto cabe para suavizar los golpes y madrizas recibidas.

3. Los maestros de la Coordinadora (la CNTE) también hemos sido derrotados después de tres meses y medio de paro y casi cuatro años de luchas permanentes en las calles. Que vamos a regresar fuerte obvio, mientras tanto continuaremos con nuestras protestas; pero no se puede negar que como siempre el gobierno y los empresarios repitieron la estrategia del cansancio y de los engaños calumniosos, así como a las amenazas y la represión, para llevar a los maestros a un callejón sin salida. Es bueno reconocer que esos hijos de puta de la clase dominante volvieron a ganar porque cuentan con las fuerzas armadas, el dinero, los medios de información y la Iglesia.

4. Pero esto de las derrotas de las luchas de los trabajadores son históricas en México y en todos los países; ello nos obliga a seguir luchando con estrategias diferentes y más radicales. Marx lanzó su teoría contra el sistema capitalista de explotación en el segundo tercio del siglo XIX anunciando la liberación, el poder de los trabajadores, la igualdad; sin embargo el capitalismo pudo recomponerse, recambiar, reestructurarse, para enfrentar a los trabajadores y seguir dominándolos. Aceptó el capitalismo muchas reformas, repartición de tierras, algunas revoluciones, cambios importantes, todo aquello que no toque las bases del sistema capitalista.

5. Las batallas de los maestros de la CNTE durante más de tres décadas y media, es decir desde 1979, han sido con mucho las más importantes de la historia de las luchas sociales en México y no han concluido; además es seguro que vendrán otras quizá más fuertes. Ayudó para que en estos últimos veinte años se desarrollaran otras luchas de trabajadores que también contaron con su solidaridad. Lo que más me extraña es que la CNTE –a pesar de echarle todos “los kilos” a su lucha- no hayan podido derrotar a los dos últimos gobiernos panista y priísta de  Calderón y Peña Nieto que han sido los más asesinos gobiernos del neoliberalismo buscando privatizar todo.

6.  Hay muchos maestros que estamos “hasta la madre” de descontentos porque no pudimos evitar los despidos de los compañeros maestros que nos acompañaron en la lucha contra las evaluaciones y que apoyaron los más de 100 días de paro; también estamos enojados porque aún hay decenas de maestros y estudiantes presos que siempre estuvieron luchando junto a la CNTE. La molestia no es contra ningún dirigente o luchador social que durante años ha demostrado mucha integridad y consecuencia. Conozco a todos los compañeros maestros de la dirección política y cada uno de ellos es gente honesta y probada en honradez. La bronca es el gobierno.

7. Quisiéramos ver triunfar nuestras luchas para obligar a los gobiernos y empresarios a solucionar los problemas en educación, salud, desempleo, aumento de salarios, con el fin de que la inmensa mayoría de nuestro pueblo no sufra hambre, enfermedades e injusticia; pero no basta con querer o desearlo. Necesitamos mayor fuerza que gobierno y empresarios. Nosotros tenemos la razón porque luchamos por la igualdad y la justicia, pero nunca la razón es suficiente si no se tiene una enorme conciencia de lucha que ayude a superar el miedo, el temor, el terror que la clase dominante nos han metido con amenazas y golpes. ¿No es el miedo producto de la inconciencia?

8. Es nuestra obligación como CNTE: a) sacar a nuestros presos de la cárcel, sean profesores o estudiantes; b) Impedir que algún maestro sea cesado o despedido; c) apoyar a los estudiantes de las normales en la lucha por plazas automáticas; d) denunciar al gobierno nacional por no dialogar. ¡Organicémonos en contraturnos para los bloqueos efectivos de aeropuertos, plazas comerciales, glorietas, avenidas, carreteras y casetas, por ser la estrategia que ha dado mejores resultados! Las manifestaciones y los plantones están bien, pero las soportan, incluso en el Zócalo; los bloqueos preparados con piedras, palos y botellas, son más efectivos. (1/X/16)