miércoles, 21 de septiembre de 2016

16:30:00
CIUDAD DE MÉXICO, 21 de septiembre.- Analistas de Banamex estiman que el Banco de México (Banxico) elevará en 75 puntos base en su tasa de interés de referencia en su reunión del 29 de septiembre, derivado de la depreciación de la moneda mexicana frente al dólar.

Esto fue antes del comunicado de la Fed. Los snalistas destacaron que, independientemente de la decisión que tomara la Reserva Federal de Estados Unidos al anunciar su decisión de política monetaria, el instituto central mexicano procedería al aumento, como una forma de administración del riesgo.

"Respecto a la política monetaria, el comportamiento reciente del peso nos ha llevado a reconsiderar nuestro pronóstico y ahora pensamos que Banxico incrementará la tasa de referencia en 75 puntos base en su reunión de septiembre, independientemente de lo que haga la Fed, como resultado de la afectación que las elecciones de Estados Unidos han tenido sobre la moneda", exponen.


En una nota especial, indican que aunque ciertamente los comicios en Estados Unidos no son el único factor que interviene en el comportamiento del peso, sí crea un sesgo adicional contra la moneda, que de no revertirse podría afectar las expectativas inflacionarias.

Aclaran que dicha acción de política monetaria debe entenderse bajo un enfoque de administración del riesgo, considerando el reciente movimiento relativo del peso mexicano, pues el tipo de cambio sigue mostrando uno de los peores desempeños dentro del conjunto de monedas emergentes en lo que va del año, con una depreciación frente al dólar de 13.3%.

En cuando a las condiciones del mercado cambiario, los analistas observan mayores riesgos de un proceso de desordenamiento, porque se observa un incremento tanto en la volatilidad implícita como la histórica a un mes del tipo de cambio, mientras que los volúmenes totales concertados en el mercado cambiario continúan con una tendencia descendente. Sostienen que las condiciones de política monetaria permanecen holgadas y el Banxico todavía dispone de más líneas de defensa para futuras acciones.

"Creemos que un incremento mínimo de 25 puntos base o inclusive el de 50 puntos, por el cual el banco central ha optado recientemente, no serían suficientes para romper las correlaciones del peso mexicano con todos los factores de riesgo locales y globales, dado el nivel de profundidad del mercado".

En ese sentido, apuntan, se optó por un pronóstico de 75 puntos base de incremento, junto con la posibilidad de que el Banxico utilice líneas de defensa complementarias, como las intervenciones discrecionales en el mercado cambiario por parte de la Comisión de Cambios, la utilización de la línea de crédito flexible con el FMI o contratos de swaps con la Fed). (Con información de Notimex)