miércoles, 21 de septiembre de 2016

11:45:00
CHARLOTTE, Carolina del Norte, 21 de septiembre.- Un policía mató este martes a tiros a un hombre en el aparcamiento de un complejo de apartamentos en Charlotte (Carolina del Norte) al que confundió con un sospechoso al que buscaban. El suceso desató protestas que acabaron con una docena de agentes heridos y varios detenidos.

El fallecido fue identificado como Keith Lamont Scott, de 43 años, fue trasladado al hospital Carolinas Medial Center, donde fue declarado muerto, poco después las autoridades publicaron la identidad del agente implicado en el tiroteo, Brentley Vinson, quien quedó bajo licencia administrativa.

La policía antidisturbios durante las protestas después de que un oficial disparó fatalmente contra un hombre negro en Charlotte, Carolina del Norte, el martes. (Adam Rhew / Charlotte Magazine, a través de Reuters)

El incidente se produjo sobre las 4 de la tarde del martes en el vecindario de University City. La policía de Charlotte explicó que acudió a un complejo de apartamentos en College Downs al noreste de la ciudad en busca de un sospechoso.

En el aparcamiento, según la versión policial, detectaron a un hombre salir y entrar de un vehículo con una pistola y consideraron que "representaba una amenaza mortal inminente para los oficiales que posteriormente dispararon sus armas", indicaron en un comunicado.

Pero Scott no era la persona que buscaban, reconoció más tarde a la prensa el jefe de policía de Charlotte, Kerr Putney.

Investigación

La alcaldesa de la ciudad, Jennifer Roberts, pidió "paciencia" a los ciudadanos y llamó a la calma durante una conferencia en la mañana del miércoles.

En el mismo evento, Putney se ratificó en la versión de las autoridades y repitió que Lamont salió del vehículo con un arma en la mano y, pese a las órdenes "fuertes y claras" de los agentes, no se deshizo de ella. Informó que tras el tiroteo le practicaron primeros auxilios y solicitaron ayuda médica. Lamont afirmó que recuperaron el arma que supuestamente la víctima empuñó pero no mostró la prueba.

Putney informó de que por ahora no se va a publicar las grabaciones de las cámaras de los agentes porque forman parte de la investigación.

Un libro

La familia del fallecido indicó a medios locales que Scott no portaba ningún arma, que estaba leyendo en su vehículo mientras esperaba a que su hijo volviera en el bus de la escuela, aseguró su hermana.

Con su muerte asciende a 732 personas muertas en acciones policiales en lo que año 2016.

El incidente desató una protesta en la que participaron varios centenares de personas, según el Charlotte Observer. A medida que avanzó la noche fue aumentando la tensión y se produjeron destrozos a vehículos policiales, detenciones y varios heridos.

Al tiempo que coreaban "No justice, no peace" ("Sin justicia no hay paz"), los manifestantes portaban carteles que decían "Stop Killing Us" ("Dejen de matarnos") y "Black Lives Matter" ("La vida de los negros importa"), el movimiento surgido tras la muerte de varios afroestadounidenses en diferentes incidentes policiales en los que hubo uso excesivo de la fuerza.

En la madrugada del miércoles, los manifestantes bloquearon un tramo de la carretera I-85, donde quedaron atrapados algunos camiones.

Hasta el lugar se desplazaron agentes antidisturbios que formaron un cordón para evitar que continuaran avanzando. El tráfico fue desviado temporalmente y se espera que la ruta recupere la normalidad para las 7 de la mañana.

El Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg informó de que una docena de agentes resultaron heridos, uno de ellos por recibir una pedrada en cara, en los enfrentamientos posteriores con ciudadanos indignados por el suceso. Fuentes médicas indicaron al canal local WSOCTV que siéte policías y un civil fueron atentidos en el hospital, todos con heridas menores.

Algunos coches de patrulla fueron vandalizados por "agitadores", según la policía, que utilizó gases lacrimógenos para tratar de dispersar a los manifestantes mientras un helicóptero policial iluminaba el área donde estaban desplegados.

Además un grupo de manifetantes se acercó hasta un Walmart cercano que estaba cerrado y rompieron las lunas para llevarse material tecnológico, como televisiones y ipads, según denunciaron empleados de la compañía.

La protesta tuvo lugar horas despues de una manifestación en Tulsa, Oklahoma, por la muerte a manos de la policía de otro afroestadounidense que iba desarmado. Una grabación muestra cómo Terence Crutcher, de 40 años, que había sufrido una avería en la carretera se acercó a su camioneta con las manos alzadas, trató de alcanzar algo del interior y es tiroteado. En su caso, la familia acusa a la policía de dejarlo morir desangrado. (Univision / NYT)