miércoles, 21 de septiembre de 2016

17:05:00
WASHINGTON D.C., 21 de septiembre.- La presidenta de la Fed, Janet Yellen, salió este miércoles al cruce del aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, que acusó a la entidad de hacer política con las tasas de interés.

"Puedo decir enfáticamente que la política partidaria no influye en nuestras decisiones", dijo Yellen luego de que la Reserva Federal anunció que mantendrá intactas las tasas de interés en Estados Unidos.

"En nuestras reuniones no discutimos de política ni tomamos en cuenta a la política para nuestras decisiones", añadió.

Según el Financial Times, Yellen ve bien la economía y estima que habrá aumentos graduales en las tasas. (Foto Reuters)

Trump señaló la semana pasada que Yellen mantiene bajas las tasas de interés para así abaratar el dinero y de ese modo ayudar a la popularidad del presidente Barack Obama.

Agregó que deliberadamente la Fed está dejando para el próximo presidente el efecto de la decisión de subir las tasas básicas, que están entre 0.25 y 0.50 por ciento.

En una conferencia de prensa, Yellen dijo que la Fed es ajena a la política aun cuando se acerquen las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

"Quiero conducir una entidad que no sea política", dijo.

Por ley, la Fed es un organismo independiente a fin de quedar a resguardo de decisiones políticas. Sus gobernadores son designados por la Casa Blanca y aprobados por el Senado.

La FEd ha decidido que tiene tiempo para decidir

Tal y como esperaba el mercado, la Reserva Federal de Estados Unidos no ha tocado los tipos de interés. Pero la votación del Comité de Mercado Abierto - el órgano del banco central estadounidense que dirige la política monetaria - ha mostrado una división inusual: 7 votos a favor de dejar la política monetaria donde está, con los tipos entre el 0,25% y el 0,50%, y tres a favor de subirlos hasta la franja del 0,50% al 0,75%. Eso parece insinuar que hay muchas probabilidades de que el banco central suba los tipos en diciembre. Los días 1 y 2 de noviembre el Comité celebra otra reunión, pero, debido a la proximidad de las elecciones del 8 de noviembre, parece descartado que vaya a tocar la política monetaria.

La noticia no ha cogido por sorpresa al mercado, que ha reaccionado con alzas de la renta variable. La 'Fed', además, ha publicado sus previsiones económicas para este ejercicio y los próximos. Tal y como suele ser habitual, éstas corrigen levemente a la baja las proyecciones de crecimiento -entre una y dos décimas- e inflación -dos o tres décimas- para este año. Las perspectivas de paro también son revisadas entre una y dos décimas al alza, aunque EEUU se encuentra técnicamente en una situación de pleno empleo.

Precisamente, la combinación de pleno empleo, crecimiento relativamente bajo, y desplome de la productividad es una especie de laberinto macroeconómico que desafía todas las teorías y complica la tarea del banco central. Por eso, la 'Fed' ha decidido que tiene tiempo para decidir, y, por tanto, que no debe darse prisa. De hecho, en las previsiones de la 'Fed' se prevén dos subidas de tipos en 2017, en lugar de tres, como hasta ahora.

Previsiblemente, la decisión será atacada por el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, que ha decidido que, si él gana las elecciones, se acabó la independencia del banco central estadounidense. (AFP / Pablo Pardo / El Mundo / Europa Press)