martes, 28 de junio de 2016

01:24:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de junio.- La Comunidad Musulmana Ahmadia de México invita a todas las personas interesadas en aprender sobre diversas religiones a asistir al evento público organizado en coordinación con el Ayuntamiento de Mérida.


Se trata del II Encuentro Inter Fe, un evento interreligioso. Representantes del Cristianismo, Budismo, Musulmanes, Hindúes, Maya, entre otros expondrán sus perspectivas acerca del tema de este año: El concepto de Dios en mi religión.

El Imam Noman, un líder de los Musulmanes Ahmadis en México, comentó:

“El Corán nos enseña que Dios es el mismo que envió a sus profetas a todas las naciones del mundo. Creemos en todos los profetas enviados a diferentes países. Por lo tanto, los invito a unirse a nosotros en la difusión del mensaje de Dios así como en la construcción de puentes de amistad y entendimiento entre nuestras comunidades.”

El evento se realizará:

Fecha: Viernes 1 de Julio del 2016

Lugar: Auditorio “Silvio Zavala Vallado” del Centro Cultural Mérida Olimpo

Ubicación: Calle 62 x 61 s/n, Centro, 97000 Mérida, Yucatán.

Duración: 19:00 - 20:30

Acerca de la Comunidad Musulmana Ahmadía

La Comunidad Musulmana Ahmadía es un movimiento internacional dinámica, reformista y de rápido crecimiento dentro del Islam. Fundada en 1889, la Comunidad Musulmana Ahmadía se ha extendido por más de 200 países con una membresía superior a decenas de millones de seguidores.

La Comunidad Musulmana Ahmadía es la única organización Islámica en creer que el tan esperado Mesías ha venido en la persona de Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908) de Qadián, India.

Ahmad dijo ser la segunda venida metafórica de Jesús de Nazaret y la guía divina, cuyo advenimiento fué predicho por el profeta del Islam, Muhammad.

La Comunidad Musulmana Ahmadía cree que Dios envió a Ahmad, como a Jesús, para poner fin a las guerras religiosas, condenar el derramamiento de sangre y busca restituir la moral, la tolerancia, la justicia y la paz. La venida de Ahmad ha traído consigo una era sin precedentes de renacimiento islámico y de moderación en relación a otros credos religiosos. Él despojó a los musulmanes de creencias y prácticas fanáticas defendiendo vigorosamente la verdad del Islam y sus enseñanzas esenciales reforzando el mandato: no habrá coacción en la religión. (Boletín)