lunes, 4 de abril de 2016

13:41:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de abril de 2016.- En los próximos dos años, seis empresas de capital extranjero y nacional invertirán en Yucatán más de 25 mil 390 millones de pesos para desarrollar proyectos que impulsen nuevas fuentes de energía solar y eólica, lo que contribuirá a generar en ese lapso más de tres mil nuevos empleos.

En rueda de prensa encabezada por el coordinador General de Asesores del Gobierno del Estado, Eric Rubio Barthell, se informó que dicha inyección de recursos se deriva de que el estado obtuvo nueve de los 18 proyectos de la primera Subasta de Largo Plazo promovida por la Secretaría de Energía (Sener), con lo que la entidad proveerá el 34 por ciento de la energía limpia adjudicada en el territorio nacional.

Rubio Barthell dijo: “Se debe tomar en cuenta que las empresas aprecian especialmente las condiciones de seguridad, en las que estamos dando un paso adelante con la estrategia Escudo Yucatán, la educación, las ventajas logísticas, pero también la experiencia en procesos productivos de alto valor”. Presentes en la rueda de prensa el secretario de Investigación, Innovación y Educación Superior, Raúl Godoy Montañez y el titular de la Seduma, Eduardo Batllori Sampedro.


Lo anterior, se precisó, permitirá una derrama económica de cerca de ocho mil 900 millones de pesos y la generación de tres mil 400 empleos, entre directos e indirectos, en materia de construcción, funcionamiento, análisis y procesos de investigación.

En ese marco, se detalló que en los próximos meses iniciará la edificación de parques eólicos en Dzilam González, Progreso y Halachó, lo que mejorará la calidad de vida y condiciones en éstas demarcaciones y poblaciones aleñadas.

Acompañado del titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Eduardo Batllori Sampedro, Rubio Barthell comentó que la implementación de dicho número de proyectos hará más eficiente y competitivo al sector energético local, además de ser una oportunidad para consolidar a Yucatán como una entidad en pleno crecimiento y atractiva para los inversionistas.

“Se debe tomar en cuenta que las empresas aprecian especialmente las condiciones de seguridad, en las que estamos dando un paso adelante con la estrategia Escudo Yucatán, la educación, las ventajas logísticas, pero también la experiencia en procesos productivos de alto valor”, agregó el funcionario ante el secretario de Investigación, Innovación y Educación Superior, Raúl Godoy Montañez.

Las firmas son Photoemeris Sustentable de México, Aldesa Energías Renovables de España, Consorcio Energía Limpia de Perú, Vega Solar de India, Jinko Solar Investment de China y Energía Renovable de la Península con capital mixto proveniente de dicho país asiático y de la República. 

De los dos mil 735 megavatios que fueron subastados a nivel nacional en el mencionado proceso en el que también participó el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), mil 344 fueron para la entidad, los cuales se dividirán en cuatro proyectos eólicos y cinco fotovoltaicos.

Al hacer uso de la palabra, Godoy Montañez apuntó que el estado puede garantizar a las empresas el capital humano en materia de ingeniería e investigación, ya que en Yucatán existen cuatro instituciones que ofrecen programas de licenciatura relacionados con energías renovables, que representan una matrícula de 352 estudiantes.

El funcionario recordó que en la entidad existe un amplio trabajo académico sobre estos tipos de energía que se desarrolla en el Parque Científico y Tecnológico de Yucatán, las Universidades Autónoma de Yucatán (UADY), Nacional Autónoma de México (UNAM) y Mayab, así como en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav).

Por último, Batllori Sampedro comentó que a través de las políticas públicas en la materia, el Gobierno del Estado tiene objetivos específicos enfocados a posicionar a Yucatán como destino prioritario de energía renovable que son lograr un crecimiento ordenado y sostenible en el sector, garantizar el acceso equitativo a las energías limpias e incrementar la eficiencia y competitividad en el territorio.