sábado, 12 de abril de 2014

09:43:00
MÉXICO, 12 de abril.- “No nos vamos de México sin ver antes a Peña Nieto”. Con esta consigna, el grupo de 15 migrantes mutilados por La Bestia insistió en que, a pesar de que el pasado miércoles fueron recibidos en el Senado de la República para escuchar sus demandas, no regresarán a sus lugares de origen hasta que el Presidente de México los atienda en persona, para que éste escuche, y vea, cuáles son las consecuencias de la migración.


En este sentido, los migrantes hondureños dieron a conocer que mantuvieron una reunión con la subsecretaria de migración de la Segob, Paloma Guillén, quien, a nombre del Presidente, se comprometió a ayudar a los centroamericanos con discapacidad que decidan quedarse en México y a iniciar una mesa de trabajo para analizar sus peticiones. Sin embargo, los centroamericanos insisten en que “Peña Nieto es el único que puede hacer algo” para mejorar la situación de los migrantes, por lo que piden una audiencia con él.

“Cualquier ayuda es buena, pero nosotros seguimos con el objetivo que nos fijamos al llegar a la Ciudad de México: no irnos de aquí hasta que el Presidente de México nos reciba en persona”, hizo hincapié José Luis Hernández, presidente de la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad (Amiredis), que representa a 452 mutilados de Honduras.

“Uno ya no puede volver atrás en el tiempo y evitar lo que nos sucedió -agregó el activista-. Pero hay cosas que sí se pueden evitar, y por eso estamos aquí, para evitar que se sigan cayendo migrantes de ese maldito tren. Queremos evitar que se violen a las mujeres migrantes en La Bestia, y que sigan los secuestros y las extorsiones. Todo esto sí se puede evitar con una política de México y de los países centroamericanos. Y por eso estamos aquí”. 

Por su parte, Norman Saul Varela, vocero de Amiredis, pidió al mandatario mexicano que, al menos, les brinde “cinco minutos” de su agenda para poder regresar a sus lugares de origen, ya que los migrantes mutilados requieren de una atención médica especial. 

“Queremos que nos atienda y poder regresar a nuestro país, porque además de la discapacidad de nuestro cuerpo, tenemos una discapacidad económica. Estamos desgastados, fatigados y agotados, pero que se sepa claro: no nos vamos de México sin que Peña Nieto nos escuche. Sabemos que es una persona muy ocupada, pero le pedimos que nos regale uno, dos o cinco minutos. Él no va a hacer que nos crezca de nuevo el miembro que hemos perdido, pero esperamos una respuesta de él. Somos humanos y necesitamos que nos escuche. Tenemos que encontrar una solución al problema de la migración”, expuso el centroamericano, quien agregó al respecto que son “soldados caídos, pero no vencidos”. 

En este mismo sentido, Leticia Gutiérrez, directora de la organización Scalabrinianas, hizo un llamado a Enrique Peña Nieto para que les dé una audiencia a los 15 migrantes que sufrieron mutilaciones a su paso por México, en un intento por alcanzar la frontera Norte con Estados Unidos.

“Nuestros hermanos tienen la misma importancia que el presidente de Francia (François Hollande, quien ayer viernes 11 de abril terminó su visita oficial en México) y tiene que recibirlos como los héroes que son“, recalcó la religosa. (Manu Ureste para Animal Político)