viernes, 30 de marzo de 2018

10:17:00
CIUDAD DE MÉXICO, 30 de marzo de 2018.- Ricardo Anaya arrancó su campaña presidencial con un discurso en que contó la anécdota de un baño apestoso de un tren, comparó su campaña como un avión con el viento en contra y citó un fragmento de un poema de Salvador Díaz Mirón.

El mensaje lo dio ante mil 200 jóvenes que se reunieron en la Expo Santa Fe, en donde se realizó un hackatón, un evento de 12 horas en el cual personas de diferentes disciplinas tenían que trabajar en soluciones para diversos problemas.

Anaya arrancó su campaña con un hackatón en Expo Santa Fe, donde dio un discurso frente a más de mil 200 jóvenes. Lo acompañó la candidata al gobierno de la CDMX por el Frente, Alejandra Barrales. (Cuartoscuro)

Inició contado una anécdota de Gabriel Jiménez Remus, panista que fue embajador de México en Cuba durante el sexenio de Felipe Calderón, sobre la primera vez que viajó en tren, y cómo el amigo con el que iba se tuvo que esconder dos horas en el baño.

“Dice Don Gabriel que le dijo ‘¿qué no olía muy mal? ¿qué no apestaba adentro del baño?’, y dice que su amigo le contestó algo que a él nunca se le olvidó, le dijo ‘mira, la verdad, sí olía muy mal, pero nada más al principio’”, recordó Anaya.

“Y es que es cierto, a todo nos podemos acostumbrar, pero los que estamos aquí reunidos, nuestra generación no nos vamos a acostumbrar”.

Casi al terminar su mensaje, Anaya citó un fragmento del poema 'Excélsior', escrito por Díaz Mirón en julio de 1892 mientras estaba en la cárcel de Veracruz:

Sobre la impura huella

del fraude, la verdad austera y sola

brilla como el silencio de una estrella

por encima del ruido de una ola. (El Financiero)

0 comentarios: