viernes, 16 de marzo de 2018

10:40:00
Pedro Echeverría V.

1, Desde hace muchos años reconocí a Chomsky, Petras, Wallerstein, Amín, como los intelectuales de política de  izquierda más destacados del mundo.  Durante décadas se han dedicado a estudiar, polemizar y demostrar los cambios de la política, economía y sociedad de manera concreta y global. Esos personajes, en su muy extensa obra publicada, han ayudado a otros estudiosos a entender lo que ha sucedido en el mundo, sobre todo el papel del imperio de los EEUU en los últimos 100 años. Chomsky –al preguntársele sobre México- dijo ignorar mucho sobre México, pero planteo que con lo poco que sabe, pareció coincidir con López Obrador.

2. Todos esos investigadores han sido estudiados y escuchados en varias universidades del mundo; se pueden encontrar sus libros, sus ensayos y artículos en cientos de revistas de la mayoría de los países. Sin embargo, conocida su especialidad, muy poco opinan sobre problemas concretos de los países y muchas veces ni siquiera de su propia nación. Siempre analizan de manera global las realidades  y las tendencias de la política y la economía, las relaciones y dependencias de los países del globo y, por tanto, no les queda tiempo, espacio incluso interés para analizar los problemas domésticos de cada país por sentir que son dependientes del contexto mundial.

3. Aunque en algunas ocasiones han sido contratados como asesores especiales de gobierno con el fin de analizar políticas mundiales, la realidad es que se dedican principalmente a escribir, dar conferencias y participar en mesas de discusión. Obviamente el mundo marcharía bien si los gobiernos les hicieran caso a sus ideas; pero mientras exista el capitalismo y la dominación imperial, seguirán predominando los intereses de los más poderosos monopolios y transnacionales. Ellos no hablan al tanteo sólo deseando o especulando como tradicionalmente se hace; ellos aportan estudios serios y profundos que harían un mundo más justo y equilibrado.

4. Chomsky, en su libro "¿Quién domina al mundo?" hace un análisis  muy claro de la situación internacional; señala que Estados Unidos, por medio de sus políticas predominantemente militaristas y su ilimitada devoción por mantener un imperio de escala mundial, está arriesgándose a una catástrofe que destrozaría los bienes comunes del planeta. Recurriendo a una amplia variedad de ejemplos, desde el programa en expansión de asesinatos mediante drones hasta la amenaza de una guerra nuclear, pasando por los puntos críticos que representan los conflictos de Irak, Irán, Afganistán e Israel-Palestina.

5. Así como Chomsky, James Petras con su libro “Espejismos de la izquierda en América Latina”, escrito con Veltmeyer; Inmanuel Wallerstein en su trabajo: “La decadencia del poder estadounidense”, y Samir Amín en su “Más allá del capitalismo senil” (Por un siglo XXI no norteamericano), me han ayudado a entender un poco la situación mundial. Por ello me da alegría que López Obrador haya saludado a Chomsky en Sonora, dando lugar a pensar a que López Obrador puede tener ideas y buenas intenciones. Convendría que sus asesores en relaciones internacionales también conozcan a suficiencia a esos teóricos. (16/III/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: