jueves, 1 de febrero de 2018

15:35:00
CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero de 2018.- El secretario de Gobernación (SG), Alfonso Navarrete Prida, aseguró que del lunes a la fecha, en el contexto de un operativo encabezado por la Policía Federal, prácticamente no se han cometidos homicidios dolosos en las zonas más conflictivas del país, salvo uno en Colima.

Sin embargo, aclaró, este despliegue de policías civiles no significa la vuelta a los cuarteles de las fuerzas armadas. “No existen condiciones para pensar que se puede prescindir” de los militares y marinos, dijo.

Explicó que la incidencia de homicidios dolosos que era particularmente grave en distintas zonas comienza a contenerse.

“De hecho, sin que esto signifique un resultado final, porque no lo es ni lo podríamos asegurar, desde el despliegue de este operativo hasta el momento, prácticamente en estos puntos no ha sido cometido homicidio doloso alguno, quizá uno en Colima, que se está investigando con profundidad”, señaló.

Navarrete Prida ofreció una conferencia de prensa esta mañana, acompañado del Alberto Elías,  encargado del despacho de la Procuraduría General de la República; Renato Sales Heredia, comisionado Nacional de Seguridad, y Manelich Castilla, jefe de la Policía Federal.

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, durante una conferencia de prensa con el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia. (Foto Marco Peláez / La Jornada)

Desde el Salón Juárez de Gobernación, Navarrete hizo énfasis en que se evalúan los resultados en el corto plazo y, a partir de ello, “se realinearán las capacidades institucionales, que sí las hay, para poder demostrar dentro del espacio civil qué tan eficaces o no eficaces podemos ser las policías federales en coordinación con policías estatales, sin tener que recurrir al auxilio de las fuerzas armadas”.

Dijo que la estrategia aplicada en este gobierno sí ha funcionado, salvo en 2017, cuyas causas se relacionan con otros factores, no con la estrategia del gobierno federal.

La estrategia tiene el objetivo de fortalecer la lucha contra delitos de alto impacto.

El secretario pidió a la ciudadanía confiar en los resultados, no en una persona; fue enfático en cuanto a que “ello no significa que las fuerzas armadas dejarán de participar en la seguridad pública, al contrario, mucho agradecemos a nuestras fuerzas armadas el valioso apoyo que todos los días tanto marinos como personal del ejército y fuerza aérea realizan en protección de las familias mexicanas”.

Enseguida presentó el “resultado inicial” del despliegue en puntos específicos donde hay intervención desde el lunes pasado.

Dio cuenta del cumplimiento de 16 órdenes de aprehensión y decomiso de drogas (45 kilos de la sustancia base para metanfetaminas, 270 kilogramos de metanfetaminas, casi kilos de goma de opio, nueve de heroína, entre otras).

Del primer punto mostró fotografías de un detenido en Nuevo León, Oscar Andrés, identificado como líder de una organización delictiva en Tamaulipas; Omar Leonardo, posible coordinador para la logística para la extracción ilegal de combustible en esa zona.

También se detuvo a cinco policías federales en activo que estarían relacionados con los delincuentes, en la modalidad de encubrimiento.

En Tijuana se cumplimentaron cuatro órdenes de aprehensión por delitos contra la salud y posesión de armas de fuego; tres personas más por transporte de 24 kilogramos de metanfetamina; se detuvo a 31 personas relacionadas con otros delitos, incluidos algunos en Guerrero y Colima. (Fabiola Martínez / La Jornada)

0 comentarios: