jueves, 1 de febrero de 2018

14:34:00
CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero de 2018.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia aprobó el concierto de Armando Manzanero en Chichén Itzá el próximo 3 de febrero, sin embargo, arqueólogos y académicos del INAH interpusieron cuatro amparos para que no se realizara, pero el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Mixta en Mérida, Yucatán, ya los invalidó, y el compositor cantará en la zona arqueológica.

El maestro Manzanero aseguró en entrevista exclusiva con El Heraldo de México que estas quejas no le preocupan, sólo le interesa cantar y prefiere lugares públicos y comunes, “no importa si es un gran recinto o si es una plaza en San Luis Potosí, Querétaro o Ecatepec”, confirmó la estrella.

“Esas cosas de la vestimenta (formal) y de la máxima rectoría, no van conmigo. Soy indígena maya, sigo siendo indio y eso me gusta, yo a lo mío”.

Armando Manzanero. (Foto: Demian Chávez / Proceso)

Chichén se extiende en un radio de 25 kilómetros cuadrados sobre la vasta selva de la península de Yucatán. El Cenote Sagrado, también conocido como Cenote de los Sacrificios o Chenkú, y las ceremonias religiosas que se realizaban en sus templos de piedra, la convirtieron en un sitio de peregrinación y ciudad cosmopolita. Pese a su valor, la ciudad se emplea como foro desde 1997, “sin que se destine un porcentaje de las ganancias a la conservación del sitio”, afirmó el ex director del Centro INAH Yucatán, Alfredo Barrera Rubio. Aunque la Ley Federal de Monumentos de Zonas Arqueológicos e Históricos y la Ley General de Bienes Nacionales no lo permiten, fue escenario de los tenores Luciano Pavarotti, Plácido Domingo, así como de Sarah Brightman y Elton John.

“Son normales las críticas que hace toda la gente que tiene un puesto, yo me imagino que tiene que ver con los otros edificios y las zonas arqueológicas, es común que pongan peros o interpongan cosas, pero yo me pongo a pensar_ si no hacen eso, cómo reciben su sueldo”, afirmó el compositor de más de 400 canciones.

Manzanero indicó que no tiene intención de hablar con sus opositores, porque para él no hay un problema, al contrario, él ha tenido muy buena relación con la Secretaría de Cultura, incluso, con la titular, María Cristina García Cepeda.

Una ciudad debajo

En 2009, una investigación del INAH encabezada por el arqueólogo Rafael Cobos dio cuenta de la existencia de una subestructura de más de mil años de antigüedad detectada a cuatro metros de profundidad del actual nivel del terreno, en las inmediaciones de la Pirámide del Castillo y del Templo de los Guerreros.

La investigación, que apenas localizó un fragmento del edificio, abrió la posibilidad de la existencia de nuevos grupos arquitectónicos que, como esa estructura, pudieron haber sido rellenados, nivelados y cubiertos con un piso de es- tuco para edificar encima una nueva construcción.

“Hay un riesgo no apreciable a simple vista para los monumentos todavía enterrados”, dijo Barrera Rubio.

Aunque la autorización del INAH obliga a los organizadores a cumplir con una serie de especificaciones técnico operativas, para el connotado investigador se expone a los monumentos a un permanente e innecesario riesgo. “El escenario o el equipo pueden colapsar, tal como ocurrió con Elton John y el daño a un monumento no es recuperable”, apuntó en entrevista en exclusiva Barrera Rubio.

Mientras que el compositor mexicano está consciente de que él trabaja para un empresario y sólo se dedica a cantar y tocar, por lo que no pasa nada si a la mera hora el concierto se cancela.

“Con toda la humildad del mundo digo, y sin sonar mamón, nada más estoy yendo a cantar al lugar de mis ancestros porque yo soy un maya auténtico, que habla maya perfectamente bien, crecí con esa educación y todavía me visto así cuando voy a Yucatán. Conozco muy bien la cultura y si alguien tiene el derecho por jerarquía de raza y trayectoria, de años de carrera y de vida, soy yo”, señaló Manzanero.

El concierto lleva por nombre “Celebrando a Manzanero” porque considera que un homenaje sólo es para las personas que ya no están en esta tierra, están enfermos o apunto de morirse. (Patricia Villanueva / El Heraldo de México)

0 comentarios: