sábado, 3 de febrero de 2018

08:09:00
ROMA, 3 de febrero de 2018.- Sobre 11 de la mañana algunos vecinos del centro de Macerata (centro de Italia) han visto como se acercaba un Alfa Romeo 147 de color negro y el conductor abría fuego con una pistola desde el interior. El hombre daba la impresión de buscar a alguien, pero ha disparado indiscriminadamente y al menos seis personas han resultado heridas, cinco hombres y una mujer, todos inmigrantes africanos. El pánico ha durado algunos minutos. Pero el Ayuntamiento de la ciudad, ha confirmado en Facebook que "el hombre que hace unas horas estaba armado ha sido arrestado". Según el diario Corriere della Sera, el detenido es un cabeza rapada de Tolentino, que ha realizado los disparos con una pistola semiautomática Glock. Cuando lo detuvieron, "hizo el saludo fascista y gritó 'larga vida a Italia" delante del monumeno a los caídos que hay en el municipio.

Detención del tirador.(Repubblica)

El tiroteo se da en un barrio de inmigrantes.(Repubblica)

Luca Trani, el "cabeza rapada" que disparó indiscriminadamente, parece enorgullecerse de lo que hizo.(Repubblica)

La Policía, según la cadena de noticias TG24, buscaba a dos personas: el conductor y el copiloto de un Alfa Romeo 147 de color negro, desde el que se abrió fuego contra los transeúntes. Finalmente ha detenido solo a Luca Traini, un hombre de 28 años originario de Le Marche, y busca a un presunto cómplice desde el helicóptero de la policía. De un metro y ochenta centímetros y rapado, Traini ha bajado del coche, se ha quitado la chaqueta y se ha puesto una bandera italiana sobre las espaldas mientras subía al monumento. Luego se ha girado hacia la plaza donde estaba la policía y ha hecho el saludo fascista al grito de "viva Italia". Cuando la policía ha ido a esposarlo no ha presentado ninguna resistencia.

Enfermeros se llevan a los heridos.(ansa)

Los vecinos de Macerata pensaron que era un ataque terrorista, (ansa)

Durante más de una hora la ciudad ha quedada sumida en el pánico por si podía tratarse de un ataque terrorista. El alcalde, Romano Carancini, había pedido calma a la población hasta que terminara la operación policial y que permanecieran cerrados en las casas y sus trabajos  debido a la situación de peligro . "Hay un hombre armado en un automóvil que está disparando al público. Pedimos a las escuelas que mantengan a los niños dentro hasta nuevo aviso", según un comunicado publicado en la misma red social.

Los heridos son inmigrantes africanos, según las primeras informaciones policiales. Medios italianos especulan con que este incidente puede tener una motivación racista y estar relacionado con el caso de una chica de 18 años, Pamela Mastropiero, que fue asesinada y descuartizada la semana pasada. Sus restos fueron hallados hace unos días en dos maletas. La chica tenía problemas con las drogas y se había fugado de un centro de rehabilitación. Como autor del crimen fue detenido un inmigrante nigeriano, que se dedicaba a la venta de droga y que ha negado las acusaciones. Según el diario local Corriere Adriatico uno de los heridos está en estado grave pero conscientes y el resto, fuera de peligro.

Luca Traini, apuntan las primeras informaciones, tenía inclinaciones fascistas y saludaba habitualmente con el brazo en el alto. En las últimas elecciones administrativas fue candidato de Liga Norte en Corridonia, la pequeña localidad donde se encontraba la clínica de rehabilitación de la chica asesinada. (Daniel Verdú / El País/Repubblica)

0 comentarios: