miércoles, 31 de enero de 2018

13:56:00
PARÍS, Francia, 31 de enero de 2018.- Nuevo shock en la "pequeña Jerusalén" a las puertas de París. Un niño judío de ocho años fue agredido cerca de su escuela. El niño llevaba la kipá y caminaba por las calles de Sarcelles, un suburbio judío. Según las primeras reconstrucciones, dos adolescentes de unos 15 años escondidos detrás de un arbusto han cerrado el camino al niño y lo han golpeado mientras estaba en el suelo. Los jóvenes no habrían pronunciado ningún insulto, pero las autoridades judiciales no tienen dudas sobre motivación de la agresión y han abierto un proceso por violencia con la circunstancia agravante del antisemitismo.

Un niño con kipá. (Getty Images)

"Un ataque contra toda la República", comentó Emmanuel Macron. "Cada vez que un ciudadano francés es atacado por su edad, origen o confesión, es como si toda la República fuera atacada", escribió el presidente, y agregó que "es la República entera la que está al lado de los franceses de confesión hebraica para pelear con ellos y por ellos contra estos actos innobles". El niño atacado permaneció en su casa, no fue hospitalizado.

Sarcelles, donde viven unos 15,000 judíos franceses, ha estado durante mucho tiempo en el centro de la violencia y los ataques antisemitas. El 10 de enero pasado, un hombre encapuchado golpeó en la cara a una niña judía que iba a la escuela. Las asociaciones y el consistorio habían denunciado la agresión, pero en ese caso la fiscalía no reconoció el agravante de antisemitismo. El diputado socialista François Pupponi, ex síndico de Sarcelles, denuncia una "escalada". "Las autoridades - explica Pupponi -deben darse cuenta de la agravación de la situación y tomar medidas para prevenir nuevas agresiones". El gobierno ha anunciado el fortalecimiento de la operación Sentinelle, que implica el envío de soldados para patrullar las calles. (Anais Ginori / La Repubblica)

0 comentarios: