domingo, 28 de enero de 2018

17:27:00
MONTERREY, Nuevo León, 28 de enero de 2018.- El número de víctimas en un ataque armado en un domicilio de la zona metropolitana de Monterrey, en el norteño estado mexicano de Nuevo León, aumentó a nueve este domingo, informaron autoridades locales.

El fiscal general de Nuevo León, Bernardo González, dijo que la cifra inicial de siete muertos que se reportó la noche del sábado subió a nueve luego de que dos de los heridos perdieran la vida en diferentes hospitales.

"De acuerdo con la investigación, las víctimas se encontraban viendo un partido de futbol cuando llegaron al lugar los agresores, encerraron a las mujeres en el baño y dispararon contra nueve de los hombres reunidos", dijo el funcionario este domingo en entrevista en una cadena de televisión local.

Un testigo de la masacre ocurrida el sábado por la noche en una casa de San Nicolás, relató que los homicidas primero les pidieron hincarse antes de acribillarlos. (Leer más)(Foto Proceso)

"Siete de ellos fallecieron en el lugar de los hechos y dos más perdieron la vida esta mañana mientras recibían atención médica en hospitales", agregó.

El ataque ocurrió en el barrio Constituyentes de Querétaro, en el municipio de San Nicolás, que forma parte de la zona metropolitana de Monterrey, una de las mayores ciudades de México.

González Garza señaló que en el domicilio donde se realizó la agresión se encontraron varias dosis de droga, por lo que las autoridades están realizando las investigaciones correspondientes.

El funcionario descartó que haya una guerra de cárteles, y apuntó a una disputa entre pequeños grupos que se dedican a la venta de droga.

"Esto es un hecho aislado. No tiene nada que ver con una disputa de cárteles en nuestro estado, no tenemos una alerta porque no estamos padeciendo, insisto, lo que en otros estados del país", aseguró.

Monterrey, un importante polo industrial de México cercano a Estados Unidos, se ha visto azotado por la violencia del narcotráfico en los últimos años, en especial, producto de una disputa entre los anteriormente aliados cárteles del Golfo y Los Zetas.

Omar Treviño, alias Z-42, jefe máximo de Los Zetas y uno de los capos más sanguinarios de México, fue detenido en 2015 en un exclusivo suburbio de esa ciudad. (La Jornada / AFP)

0 comentarios: