domingo, 28 de enero de 2018

13:46:00
BUENOS AIRES, 28 de enero de 2018.- El ex presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, pronto solicitará permiso de un juez español para asistir a una sesión parlamentaria para formar un nuevo gobierno regional, anunció un legislador separatista catalán.

Puigdemont huyó a Bélgica después de que el Parlamento de Cataluña realizara una infructuosa declaración de independencia el 27 de octubre en violación de la Constitución española. Es buscado en España por posibles cargos de rebelión y sedición, y es probable que sea arrestado si regresa de Bruselas.

Josep Rull dijo a Catalunya Radio el domingo que Puigdemont solicitará permiso de un juez español en las próximas 24 horas para asistir al debate de investidura del martes en Barcelona.

Carles Puigdemont.

El Tribunal Constitucional de España dictaminó el sábado que Puigdemont debe estar presente en el Parlamento catalán para ser elegido como el jefe de la región. También dijo que debe pedir el permiso de un juez para hacerlo.

El fallo del tribunal anuló los planes de los legisladores separatistas catalanes para tratar de reelegir a Puigdemont sin que él esté físicamente presente, tal vez dirigiéndose a la cámara a través de un video.

La corte también dictaminó que la investidura de Puigdemont sería suspendida sin la autorización previa de un juez "incluso si se encuentra físicamente en la cámara".

Mientras que el partido Juntos por Cataluña, al que pertenecen Puigdemont y Rull, insiste en que es el único candidato para la presidencia regional, el otro partido principal a favor de la secesión está titubeando. Joan Tarda, del partido separatista Izquierda Republicana, dijo que si bien prefieren ver a Puigdemont de regreso al poder, su principal objetivo es tener un gobierno a favor de la independencia en su lugar antes del miércoles para evitar nuevas elecciones. "Si tenemos que sacrificar a Puigdemont, entonces tendremos que sacrificarlo", dijo Tarda al diario La Vanguardia el domingo.

Cataluña se ha convertido en la crisis política más profunda de España en décadas. Madrid respondió a la declaración de independencia de octubre cesando al gobierno regional, disolviendo el Parlamento catalán y convocando a nuevas elecciones regionales. Pero contrariamente a los deseos del gobierno español, los partidos separatistas recuperaron una escasa mayoría en las elecciones de diciembre.

Las encuestas muestran consistentemente que la mayoría de los catalanes quieren el derecho a decidir el futuro de la región, pero están divididos en partes iguales respecto a separarse de España. (infobae con imformación de AP)

0 comentarios: