lunes, 12 de junio de 2017

08:05:00
MOSCÚ, Rusia, 12 de junio de 2017.- Más de 200 personas han sido detenidas en Rusia este lunes en manifestaciones contra la corrupción convocadas por el opositor Alexei Navalny, que también ha sido detenido a la salida de su casa según ha informado su mujer. Navalny había convocado a sus partidarios a través de un vídeo en las redes sociales para que asistieran a la céntrica plaza Pushkin. La convocatoria carece del permiso necesario, y los manifestantes quieren bajar por la calle Tverskaya, que lleva directamente a la plaza Roja y el Kremlin. El objetivo es repetir el éxito del pasado 26 de marzo, cuando tuvieron lugar las mayores protestas desde el retorno de Vladimir Putin al Kremlin en 2012. Entonces, unas 800 personas fueron arrestadas.

Agentes de la policía rusos detienen a un hombre en las protestas convocadas en Moscú. (TATYANA MAKEYEVA 7 REUTERS)

El líder opositor cambió en el último momento el lugar del evento, descartando la zona donde había sido autorizado por el Ayuntamiento para elegir el pleno centro de Moscú. Pretende repetir el éxito de hace unos meses, cuando logró poner en jaque a la policía moscovita a escasos metros del Kremlin. Esta vez la calle ha amanecido con barricadas colocadas por la policía para parar a la gente. oda la plaza Pushkin está cerrada y rodeada por un ingente número de policías. Según la ONG OVD Info, más de 200 personas han sido detenidas en Rusia, 121 en Moscú y unas 137 en San Petersburgo.

El llamamiento a marchar por el centro de Moscú ha sido considerado una "provocación" por las autoridades. Sobre todo porque en esa misma zona tendrán lugar hoy celebraciones populares por el Día de Rusia, una de las fiestas más importantes del país. Con este 'choque de convocatorias' Navalny, que tiene intención de concurrir el próximo año a las elecciones presidenciales, aspira a lograr un trasvase de manifestantes. La última vez hubo cientos de detenidos.

Desde la oposición aseguran que tienen razones prácticas para marchar por el centro. Iban a protestar por la avenida Sajarov, en el nordeste de la capital. Pero al parecer no han conseguido que ninguna empresa les aporte los equipos de sonido para un mitin. Hay riesgo de disturbios y no sólo en Moscú. Los opositores han convocado para hoy una masiva jornada de protestas contra la corrupción en la administración pública en 212 ciudades del país.

La oficina del fiscal de Moscú advierte de que "cualquier intento de celebrar un acto no autorizado en la calle Tverskaya será considerado ilegal y las fuerzas del orden tendrán que tomar medidas". Vladímir Chernikov, jefe del departamento de Policía de Moscú, advirtió de que actuarán contra cualquier intento de alterar el orden y la ley y que detendrán a todo aquel que lleve "pancartas y lemas", segunda dijo en declaraciones a la radio Eco de Moscú recogidas por Efe.

En marzo el que estaba en el punto de mira era el primer ministro, Dimitri Medvédev, al que el Navalny acusa de enriquecerse con el cargo y aboga por "crear una atmósfera de tolerancia cero hacia la corrupción en cualquiera de sus formas". (Xavier Colás / El Mundo)