jueves, 8 de junio de 2017

23:12:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de junio.- En rueda de prensa celebrada esta tarde Jesús Pérez Ballote, presidente del PAN en Mérida, sostuvo que el expediente en su contra es fabricado.

Ballote señaló que el expediente en su contra fue armado, está hecho a modo y que estamos regresando a las peores épocas de autoritarismo del PRI-Gobierno (imagen: Reporteros Hoy)

Como informamos oportunamente, Pérez Ballote dio a conocer el pasado 1 de junio el testimonio en audio de Roger Moo Manzanilla, presunto empleado de Grupo OCME, quien alega que trabajadores de dicha empresa estuvieron involucrados en el derramamiento de ácido en calles recién repavimentadas por el Ayuntamiento de Mérida. El día anterior a dar a conocer dicho audio, el presidente del PAN fue notificado de una denuncia en su contra, enterándose al día siguiente de que fue Moo quien lo denunció por presuntamente presionarlo para dar dicha versión.

"¿Hasta dónde son capaces de seguir fabricando expedientes y comprando voluntades para ocultar la verdad?", preguntó este día el dirigente panista.

"Ilusos pensamos que esos tiempos ya habían llegado a su fin. Que la democracia se había afianzado en nuestro estado. Sin embargo hemos caído en la cuenta de que seguimos siendo rehenes de un sistema capaz de cualquier cosa, de sepultar incluso la verdad", dijo.

La rueda de prensa se celebró horas después de que se diera a conocer el testimonio en su contra de su ex chofer, Christopher Guillermo Rubio Herrera.


Ex chofer dio testimonio ministerial y público contra el presidente del PAN

De manera categórica, Pérez Ballote negó las declaraciones que hoy se hicieron públicas por parte de su ex chofer, Christopher Guillermo Rubio Herrera, quien alegó ante la Fiscalía y posteriormente algunos medios de comunicación que lo citaron y se presentó para rendir su declaración respecto a los hechos del 17 de mayo, cuando Pérez Ballote grabó el testimonio de Roger Moo, quien señalaba a la empresa Grupo OCME y al jefe del despacho del Gobernador, Sergio Vadillo Lora, como presuntos responsables de verter el ácido..

El ex chofer alegó que en aquella fecha se le dijo que maneje a un campo de baseball de Pacabtún donde bajaron Andrés Ortiz y Miguel Cauich, quienes hablaron con un señor que no se quería subir al vehículo. Iba con ellos Jesús Pérez Ballote.

"Veo que el señor se sube en contra de su voluntad y ya cuando está dentro del carro el señor se identifica con el nombre de Moo, Roger Moo... lo noto muy nervioso, muy tenso", alegó Rubio.

Según el referido ex chofer, le dicen que maneje a la carretera a Motul y unas cuadras después de que comienza a conducir que se pegue a un costado donde, alega, Pérez Ballote le dijo a Moo que tiene que aprenderse un guion para recitar. Moo, según esta versión, se niega, ante lo cual le ofrecen $80 mil, a lo cual también se negó.

"Aquí tienes de dos: o estás con nosotros o no estás con nosotros", dice Rubio que le dijeron a Moo, quien entonces repasó aproximadamente media hora el guion, tras lo cual se arrancan y empiezan a grabar al señor, según Rubio.

Adicionalmente, Rubio dijo que declaró que a principios de mayo él escuchaba que Pérez Ballote hablaba por teléfono y decía que estaba pensando la logística de "cómo verter lo ácidos por las calles sin ser detectados por las cámaras de la ciudad. Lo que ya tenía confirmado es que iban a ser unas camionetas pick up. Y ahí escuché que querían embarrar, involucrar, no sé cuál es el término específico, a un funcionario de nombre Vadillo. No, realmente no sabría decirle quién es, porque no lo conozco".


Pérez Ballote desmiente a su ex chofer

"Son los coletazos de una bestia que se ha visto expuesta. Que teme ante la verdad que hemos dado a conocer. Una bestia que corrompe, ya sea por medio de miedo o de dinero, del chantaje o de las amenazas ¿hasta dónde son capaces?", dijo Pérez Ballote respecto a la denuncia en su contra y a las declaraciones de Rubio.

Indicó que la última vez que tuvo contacto con su ex chofer fue el 22 de mayo, último día que se presentó a laborar. Lo último que supo es que ayer fue a ambos Comités a buscar su finiquito.

Dijo que no duda en ningún momento que Christopher pueda ser amenazado como está seguro sucedió con Roger Moo.

Pérez Ballote negó categóricamente los testimonios que se dieron en su contra, destacando que en el sistema jurídico mexicano quien acusa tiene que probar y manifestándose dispuesto a someterse a cualquier careo, incluso una prueba de polígrafo o detector de mentiras para que podamos ver quién está diciendo la verdad.

"Así como el testimonio de Roger Moo cambió, así el testimonio de Christopher está siendo a base de amenazas, o incluso a base de algún intercambio económico", opinó.

El presidente del PAN desmintió con evidencias -fotografías con fechas y hora- los dichos de que se tomaron alrededor de 30 minutos para que Roger Moo leyera un documento, lo cual no era posible pues en el trayecto de un evento que tuvieron en San Antonio Xluch momentos antes a Pacabtún para ir a buscar a Moo tardaron unos 20 minutos.

"¿Dónde están los supuestos 30 minutos para preparar la declaración de Roger Moo? Esto, junto con muchas otras cosas, las vamos a presentar mañana a la Fiscalía General del Estado", dijo.

El referido señaló que la Fiscalía va a tener que investigar los hechos que han documentado y procedió a mostrar información del Registro Público de la Propiedad y redes sociales.

Presunto nexo entre Sergio Vadillo y OCME

Cabe recordar que, en su declaración original a Pérez Ballote, Roger Moo hizo referencia a la presunta presencia de Sergio Vadillo Lora, jefe del Despacho del Gobernador, en Grupo OCME, apuntando a una supuesta participación en el tema del ácido.

Hoy el presidente del PAN refirió que Vadillo declaró en la Fiscalía que la única relación que tiene con la empresa OCME es una amistad con el dueño, negando rotundamente cualquier relación, vinculación o instrucción por la cuestión de los ácidos e indicando desconocer por qué motivo se le está relacionando con este asunto.

En este punto, Pérez Ballote indicó que Raúl Sánchez Alcocer, a quien describió como "gran amigo y compadre" de Vadillo, es el propietario de OCME, empresa que hasta hace unos 5 años se encontraba "en quiebra, casi casi en ruinas".

Esto, sostuvo, hasta que la empresa se reencontró con Sergio Vadillo y se volvió "un jugoso negocio del gobierno".

Pérez mostró fotos bajadas de Internet que considera acreditan el compadrazgo entre Vadillo y Sánchez.

Sánchez, agregó, está casado con Mariana Pinto Mena, quien aparece como proveedora de una imprenta para el Gobierno del Estado. La revista OCME, en su directorio, tiene a la arquitecta Anabel Amaro Quiroz, hermana de la esposa de Sergio Vadillo.

De ocupar una modesta casa en Los Arcos, explicó el presidente del PAN, OCME pasó a tener unas modernas instalaciones con patio de maniobras, nave industrial y maquinaria, logrando amasar una fortuna de bienes y propiedades.

También mencionó que Raúl Sánchez es dueño de la Marina Solari, con un costo aproximado de 15 mdp.

Hizo mención también de una casa detrás de la Casa del Pastel, en Progreso, donde en fotos de Google Maps se puede ver un vehículo que dice Revista OCME. En este punto, abundó sobre otras valiosas propiedades vinculadas conectadas por un mismo número de teléfono de una inmobiliaria.

Las propiedades, dijo, ascienden a 54 millones de pesos para una persona cuyo salario es de $80 mil mensuales, en referencia a Vadillo.

Señaló que las instalaciones de Grupo OCME en la Ávila Camacho, con valor aproximado 5 mdp, están a nombre de María Elena Salazar Bacelis, cuñada de Raúl Sánchez. 

La Sala de Fiesta Los Loros a nombre de Raúl Sánchez. Un centro comercial en la salida a la carretera a Motul, con valor aproximado de 20 mdp, a nombre de María José Hansen Mena, prima de la esposa de Raúl Sánchez y un centro comercial en Paraíso Maya a nombre de Elsa María Sosa Leal, suegra de Hansen Mena.

La imprenta de la esposa de Sánchez, Pinto Mena, se encuentra en la calle 41 No. 300 de la Col. Ávila Camacho, misma dirección de Grupo OCME donde aparece como proveedor Eric Rubio Cásares, hijo de Eric Rubio Bartell, jefe de asesores del Gobierno del Estado.

Esto, señaló, es una pequeña muestra de lo que pudieron encontrar en tan solo las redes sociales y el Registro Público.

"Esto es lo que están buscando ocultar, esto es lo que tienen miedo. Una presunta, quiero ser muy claro porque aquí no estamos acusando a nadie, esto es una presunta red de corrupción que involucra a la oficina del actual gobernador del estado. Estamos hablando del jefe del despacho del gobernador y estamos hablando de Eric Rubio Bartell, que también es de las personas más cercanas a este círculo, al despacho del gobernador", dijo, asegurando que en los próximos días denunciarán por enriquecimiento ilícito a las personas presentadas.

Anteriormente, Vadillo negó públicamente las acusaciones en su contra:


La Fiscalía ha violado el sigilo de sus procedimientos, agrega el líder del PAN en Mérida

Pérez Ballote dijo que la Fiscalía ha actuado como una oficina de prensa del gobierno estatal, señalando que el 31 de mayo filtró información de la denuncia en su contra y hoy información privada, en referencia al testimonio de Rubio, violando el sigilo de estos procesos judiciales.

Por ello pidió que se nombre un fiscal independiente para terminar de investigar el tema del ácido y esta presunta red de corrupción, exigiendo al gobernador la suspensión temporal de Vadillo de su cargo durante esta investigación.

Sobre por qué no se separa del cargo al pedir que Vadillo lo haga, el presidente del PAN sostuvo que éste cuenta con una clara injerencia en la Fiscalía, lo cual él no tiene.

El líder panista añadió que mañana se reunirá con diputados locales y el presidente estatal, Raúl Paz Alonzo, para platicar de este tema.

Pérez Ballote estuvo acompañado en el presídium por Rosa Adriana Díaz Lizama, senadora de la República; Miguel Cauich Chin, fotógrafo del partido; Andrés Ortiz Sosa, colaborador del partido y Rodrigo Ortiz Eljure, su abogado. (José Repetto)