jueves, 8 de junio de 2017

02:50:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de junio.- Ayer miércoles, la Secretaría de la Cultura y las Artes del Gobierno del Estado de Yucatán (Sedeculta)  celebró el Día de la Libertad de Expresión con un desayuno especial y la entrega de reconocimientos a dos comunicadores de la entidad.

Teresa Chan e Ivi May al momento de recibir la medalla Oswaldo Baqueiro de manos de Roger Metri.

Roger Metri Duarte, titular de la dependencia estatal, felicitó a todos los comunicadores y amigos de la prensa, señalando que día a día hacen este trabajo, el cual describió como complicado pero muy importante para la sociedad y para este estado.

"Para el licenciado Rolando Zapata Bello, gobernador del estado, es primordial que seamos libres para decir lo que pensamos, sin tapujos", señaló.

Metri destacó la labor de los críticos de la cultura y los espectáculos, escritores y músicos presentes, señalando que los avances que se han dado en los últimos 5 años se hace conjuntamente con la prensa y no es posible pensar en una sociedad informada, educada y a la vez próspera si no hacen ese trabajo conjunto.

"Quien esconde por miedo su opinión, y como un crimen la oculta en el fondo del pecho, y con su ocultación favorece a los tiranos, es tan cobarde como el que en lo recio del combate vuelve grupas y abandona la lanza al enemigo", dijo Teresa Chan Pool, ganadora de la medalla de de Espectáculos, citando a José Martí.

La galardonada destacó la importancia de este día, para ella por recibir esta distinción, y para todos quienes creemos, defendemos y luchamos por una libertad de expresión respetuosa, crítica y constructiva.

"Ésa que busca contribuir en la solución de problemas comunes y en consecuencia a tener una mejor sociedad", remarcó.

Chan recordó sus inicios en un rotativo local, donde cubrió política, demandas sociales y policía, primordialmente en el interior del estado.

Adicionalmente, destacó que de sus padres aprendió que el trabajo y el respeto al prójimo nos hacen dignos, que la honradez y la honorabilidad se llevan en cada paso que uno da.

"En cada lugar que uno pise, y vale más que nombres, apellidos, cargos o títulos académicos", agregó.

Hace 3 años, recordó, comenzó a acompañar a su esposo en diversos conciertos a los que lo invitaban a tocar y al día siguiente revisaba los medios buscando la reseña, crónica o al menos la nota informativa o la foto.

"No siempre tuve suerte. Me preguntaba por qué no se le daba la debida importancia a un tema que es vital para el desarrollo de toda sociedad: la cultura y las artes. En cambio vemos páginas llenas de política, de pleitos entre partidos políticos y de muchas notas policíacas", dijo.

Así, continuó, empezó a escribir sobre esos conciertos y enviar sus notas a algunos medios digitales. Tras una temporada en un portal decidió emprender su propio proyecto, iniciando Tercera Llamada, con enfoque en el arte, la cultura y espectáculos, por lo cual agradeció a los periodistas que la han apoyado así como a los artistas por contagiarles su pasión y entrega.

Destacó que el arte y la cultura son temas que nos deben unir, ocupar más espacio en los medios pero también en nuestros hogares y en las escuelas.

"El arte y la cultura nos hacen sensibles, pero también más críticos y en consecuencia libres para externar con fundamento y sin temor nuestras opiniones y críticas", dijo.

Ivi May Dzib, galardonado con la medalla al Periodismo Cultural, agradeció a las autoridades por el reconocimiento que se le brinda por el trabajo realizado desde la escritura, destacando al mismo tiempo que decir la palabra periodista en México en signo de incomodidad.

"Los periodistas son incómodos para el poder. La respuesta del poder ha sido avasalladora, pero no se mata la verdad matando periodistas. Me parece necesario decirlo aquí porque no podemos fingir que no vemos ni oímos una realidad de desigualdad, esa desigualdad que van documentando las redes sociales y en la que podemos atisbar lo mal que estamos como sociedad y como país, y creo que estamos así porque se ha optado por seguir el ejemplo de muchas de nuestras autoridades", dijo.

Los periodistas, continuó, son los que deben exponer y denunciar las anomalías de las instituciones culturales, todo por el bien de la cultura.

"Porque es muy tentador ser cómplices de la ineficacia a cambio de las mismas dádivas que terminan por hundir un proyecto cultural que bien pudo dar al país una pequeña esperanza para el futuro de una nación", dijo.

El evento también contó con la presencia de Olga Brito Villanueva, viuda de don Oswaldo Baqueiro López; Fernando Castro Novelo, director general de Comunicación Social del Gobierno del Estado; Alfonso García Acosta, recipiendario de la medalla el año pasado y presidente del jurado y empresarios, entre otras personalidades.