martes, 16 de mayo de 2017

10:00:00
CIUDAD DE MÉXICO, 16 de mayo de 2017.– El homicidio de Javier Valdez Cárdenas, el sexto periodista asesinado en lo que va de 2017, conmocionó al gremio periodístico en México y varios medios decidieron hacer un paro digital de labores en protesta por su asesinato, mientras que otras publicaciones como el semanario Zeta, víctima durante años de ataques, mantuvieron sus ediciones para seguir informando.

Los diarios Noroeste, Nexos, Vice, Tercera Vía, Zona Franca, Huffington Post México y El Popular amanecen este martes con una leyenda en sus ediciones digitales en la cual protestan contra la impunidad de las muertes de periodistas, al mismo tiempo que exigen justicia al Gobierno de México.

Este martes apareció un desplegado en los diarios Reforma y La Jornada, la casa editorial de Valdez, firmado por 38 periodistas, académicos y escritores.


En el texto, los firmantes hacen preguntas: “¿Cuántos crímenes más debemos esperar?, ¿Quién sigue en esa lista negra de profesionistas serios de nuestros medios de comunicación?, ¿Cómo vivir en un país donde el trabajo honesto y digno debe sacrificarse, abandonarse o esperar la cobardía del atentado?, ¿Por qué nadie se ocupa con responsabilidad de la muerte de periodistas?, ¿Puede sobrevivir una democracia sin libertad de expresión?”.

Los cuestionamientos más amargos las dejaron para el final. “¿Quién responderá a la madre y a los hijos de Javier Valdez sobre su asesinato?, ¿Quien dará consuelo a su esposa y hermanos?, ¿Quién hará justicia?”. El texto está firmado por Carmen Aristegui, Lydia Cacho, Denise Dresser, Daniel Lizárraga, Élmer Mendoza, Martín Moreno, Jorge Ramos, Javier Sicilia y Jorge Volpi, entre otros.

La violencia contra los periodistas en México va en aumento. En sólo 48 horas un grupo de siete reporteros fue retenido en Guerrero por criminales, uno más fue amenazado en Nayarit y este lunes Javier Valdez, uno de los mayores especialistas sobre el narcotráfico, fue asesinado en Sinaloa. Por si fuera poco, la subdirectora de un diario en Jalisco fue víctima de un atentado en el que murió su hijo.

Los periodistas se han convertido en protagonistas de la nota roja en México que ve con preocupación el repunte de los homicidios. (Sin Embargo)