martes, 16 de mayo de 2017

02:24:00
MÉRIDA, Yucatán, 16 de mayo.- Los regidores Tonatiuh Villanueva Caltempa, del PRD, y Milagros Romero Bastarrachea, de Movimiento Ciudadano, condenaron los recientes actos vandálicos en los cuales se tiraron grandes cantidades de ácido en varias calles recién repavimentadas por el Ayuntamiento de Mérida

Tonatiuh Villanueva y Milagros Romero durante la sesión (fotos: José Repetto)
En el marco de la sesión ordinaria de Cabildo celebrada ayer lunes, durante la cual se discutió el tema ampliamente, Villanueva señaló que cuando pasan cosas que agreden la tranquilidad y atentan en contra de la paz que hay normalmente en Mérida, es necesario que el Cabildo levante la voz.

"El Cabildo tiene la obligación de levantar la voz y denunciar cualquier agresión sea contra un regidor, contra un ciudadano, contra algún edificio del municipio o hasta por alguna calle", dijo.

Además de que ha levantado mucho polvo, señaló que este tema ha evidenciado ante la ciudadanía que hay gente interesada en que a este gobierno le vaya mal.

Por Mérida, dijo, debemos poner por delante el interés colectivo sobre los partidarios, indicando que aunque los partidos que conforman el Cabildo se enfrentarán en el 2018, hoy su obligación es trabajar, llamando a la tranquilidad.

"La ciudadanía sabe bien quiénes son los interesados (en) que a este gobierno le vaya mal, pero como Cabildo tenemos la obligación de denunciar", agregó.

Tonatiuh Villanueva hizo un llamado a que se hagan las investigaciones que se tengan que hacer y encontrar no sólo a los agresores materiales sino también quién ideó una forma tan atroz de atentar en contra del patrimonio de la ciudadanía.

"Ha costado mucho trabajo a esta ciudad. No tiene drenaje, y el pleito eterno en contra de los baches, y hoy que tenemos una posible solución de levantar calles antiguas y hacer calles nuevas, nos encontramos que hay gente que atenta contra eso", lamentó.

Finalmente, el edil remarcó que como Cabildo tienen que tocar los temas con mucha responsabilidad, porque la ciudadanía los observa.

En una intervención posterior, Villanueva describió como curioso que sólo las avenidas y calles que está haciendo este gobierno están siendo afectadas.


Total y vergonzosa negligencia de las autoridades

Por su parte, la regidora Milagros Romero condenó el doloso deterioro de estas vialidades, exigiendo una explicación a las autoridades competentes.

Opinó que la limitada o nula información que la policía ha dado respecto a estos hechos sólo puede tener dos vectores de explicación: la existencia de grupos en la ciudad que cuentan con tal capacidad destructiva que mantienen atemorizados a todos los vecinos de la zona para que estos guarden silencio y no digan nada, o:

"O la policía es muy ineficaz, muy ineficiente, o es dolosa, o el Escudo Yucatán no sirve y todo el dinero que se ha empleado en la capacitación policíaca y en articular las calles de vigilancia no funciona para que nadie, hasta el día de hoy, en más de 50 calles dañadas tenga ninguna huella", dijo, expresando su extrañamiento de que los responsables puedan burlar todo un Escudo Yucatán.

"Me parece hasta ridículo y vergonzoso y creo que pese a lo insultante que es para los meridanos el que se estén dañando las calles hay también un insulto colateral para las autoridades que no hayan podido hasta el día de hoy ni siquiera decir en qué vehículo se están transportando las personas que dañaron las calles", agregó.

Romero condenó lo que considera la total y vergonzosa negligencia de las autoridades que no han sido capaces de dar ni una luz ante 50 calles que son mínimamente las que están dañadas en la ciudad.

"Yo no creo que haya vecinos atemorizados, lo que creo es que hay una autoridad que está siendo lenta, está siendo negligente y en algún momento esto da bastante sospechosismo", dijo, señalando que la comunidad piensa y cree que la autoridad no está haciendo el trabajo a fondo y con la conciencia adecuada.

En una intervención posterior, Romero comentó que la cantidad designada para la seguridad pública para este año son 2,636 mdp, sin el Escudo Yucatán que no ha llegado, y que esto equivale a dos terceras parte de todo el municipio de Mérida.

"Creo que si 2,600 millones no sirven para que yo pueda ver quién tiró un ácido en una calle, no sirve para nada el dinero que se está invirtiendo", remarcó.

Romero hizo un llamado a los demás regidores a firmar un documento donde todos, como Cabildo, lo pongan ante las autoridades y tengan el derecho a recibir la información como vaya fluyendo.

También opinó al respecto Octavio Carrillo, de Morena. (José Repetto)