martes, 16 de mayo de 2017

00:19:00
CIUDAD DE MÉXICO, 16 de mayo de 2017.- La Arquidiócesis Primada de México condenó el ataque perpetrado contra el sacerdote Miguel Ángel Machorro y consideró que se trató de un hecho fortuito por lo que, de momento, no se incrementarán las medidas de seguridad al interior de la Catedral Metropolitana de la capital del país.

El incidente que la Arquidiócesis calificó de “brutal atentado” sucedió al término de la Misa de las 18: 00 horas cuando el agresor hirió con un arma blanca al clérigo en repetidas ocasiones.

En conferencia de prensa el abogado Armando Martínez, presidente del Colegio de Abogados Católicos de México, explicó que se encargarán de mantener la protección al interior del recinto, del estado de salud del religioso así como de la situación jurídica del agresor.

El sacerdote Miguel Ángel Machorro.
El atacante, de unos 28 años, dijo ser un artista estadounidense y llamarse John Rock Schild.

Martínez aplaudió que los servicios de emergencia funcionaron de forma inmediata y agradeció al gobierno encabezado por Miguel Ángel Mancera por mantenerse al tanto del caso.

Armando Martínez refirió que con ésta se contabilizan en 29 las irrupciones violentas en el recinto religioso desde 1997, siendo el principal objetivo el cardenal Norberto Rivera Carrera quien actualmente se encuentra en Roma, desde donde pide a los fieles católicos elevar sus oraciones a nuestro Señor Jesucristo y a la Virgen de Guadalupe por la salud del P. Miguel Ángel Machorro.

De acuerdo con testimonios, el agresor tomó por el cuello al sacerdote y lo intentó degollar pero el clérigo pudo librarse, aunque fue herido cerca del pulmón con un objeto punzocortante.

El religioso fue traslado al hospital, donde se encuentra en el quirófano, mientras que el agresor fue consignado a las autoridades. Hasta el momento se desconoce la causa del atentado.

El agresor de nacionalidad norteamericana quedó detenido tras cometer el ilícito y fue puesto a disposición de la Agencia 50 del Ministerio Público ubicada en la colonia Doctores.

El atacante, de unos 28 años, quien dijo ser un artista estadounidense y llamarse John Rock Schild, fue enseguida detenido. Las autoridades no han confirmado todavía cuánto tiempo llevaba en México ni su situación migratoria.

"No opuso resistencia e insistía en que tenía el derecho a guardar silencio", explican a este diario fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública de la capital. Los motivos por los cuales el hombre vestido de negro con el pelo "chino" atacó brutalmente al clérigo son todavía un misterio. La Fiscalía por su parte advierte que no se ha confirmado la nacionalidad del detenido, tampoco su identidad y que se le hará un estudio psicológico. Otras versiones señalan que el agresor es un fundamentalista de ascendencia árabe-francesa. (Excélsior / SIAME / El País)