martes, 16 de mayo de 2017

18:46:00
MÉRIDA, Yucatán, 16 de mayo de 2017.- La diputada Beatriz Zavala presentó esta mañana una iniciativa para homologar las causales del feminicidio establecidas en el código penal local con lo establecido a nivel federal. Dicha propuesta de modificación también está signada por todas las diputadas del grupo parlamentario del PRI.

El feminicidio —dijo— “es la peor manifestación de violencia contra la mujer porque las priva de la vida. Sin embargo, no es un homicidio cualquiera; tiene unas características especiales”. Zavala Peniche explicó que la iniciativa presentada busca actualizar todas las causales del código penal local con las que ya se plantean a nivel federal.

Zavala Peniche reconoció el trabajo de consenso y de diálogo que sostuvo en conjunto con las legisladoras del PRI y con diversos organismos promotores de los derechos humanos e instancias especializadas en materia de feminicidio.

“Yucatán no está exento de este gravísimo tipo de atentado contra las mujeres. Por eso nosotros —los legisladores— estamos obligados a perfeccionar las leyes para incluir todas las causales que ayuden a tipificar el feminicidio como lo que es”, dijo.

Zavala Peniche reconoció el trabajo de consenso y de diálogo que sostuvo en conjunto con las legisladoras del PRI y con diversos organismos promotores de los derechos humanos e instancias especializadas en materia de feminicidio, entre las que destacó el Grupo Ciencia Social Alternativa, FOCAL, Colectivo Nunca Más y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Resaltó que este trabajo en conjunto no se ha realizado “a las carreras”, pues se dieron a la tarea de identificar cuáles causas ya se encontraban tipificadas y cuáles necesitaban ser cambiadas, o incluidas”.

La iniciativa propone incluir en el código penal estatal las siguientes causales que al momento no están contempladas: que se hayan practicado mutilaciones infamantes o degradantes o de cualquier tipo en el cuerpo de la víctima; que el agresor tenga o hubiera tenido una relación sentimental, o bien, la hubiera conocido con anterioridad; además, que se establezca que la víctima hubiera sido incomunicada, recibiera amenazas o su cuerpo fuera expuesto o exhibido en un lugar público.

Por último, resaltó que de aprobarse la propuesta influiría determinantemente para que tanto las instancias investigadoras como las judiciales “tengan todos los elementos para realizar su trabajo con perspectiva de género mirando  a la discriminación y a la violencia contra la mujer”.