jueves, 20 de abril de 2017

08:46:00
CARACAS, Venezuela, 20 de abril de 2017.- Una mujer opositora al régimen de Nicolás Maduro, se enfrentó a una tanqueta de la Guardia Nacional Bolivariana, en medio de las protestas de este miércoles en Venezuela.

En un video difundido en las redes sociales se ve a la mujer desafiando al vehículo militar, conocido como Rinoceronte, en un punto de la autopista Francisco Fajardo de Caracas.

La manifestante se para sola ante la tanqueta, desde donde los militares lanzan gases lacrimógenos a los opositores. Las imágenes muestran a la mujer tapándose la cara para protegerse del humo de las bombas, mientras se mantiene firme en su posición. La tanqueta deja de avanzar e incluso en un momento retrocede.

La mujer frente a la tanqueta se tapa la cara para protegerse de los gases lacrimógenos durante "la madre de todas las marchas" ayer. (AP)

La imagen de la mujer frente al Rinoceronte ha dado la vuelta al mundo, y ha recordado la icónica fotografía del rebelde desconocido, que en 1989 se plantó frente a una fila de tanques del Ejército de China, en las protestas estudiantiles de la plaza de Tiananmen.

Ya van ocho muertos

La oposición venezolana convocó para hoy, jueves, a una nueva marcha contra el presidente Nicolás Maduro, tras la gigantesca movilización del miércoles en todo el país que derivó en focos de violencia en los que murieron dos jóvenes y un militar.

"Convocamos a todo el pueblo venezolano a movilizarse (...). Hoy fuimos millones y mañana tenemos que salir más", llamó el líder opositor Henrique Capriles, en nombre de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Pese a que los manifestantes aseguraron que iban a salir a las calles de manera pacífica, y aunque la comunidad internacional había reclamado al gobierno que garantizara la seguridad del pueblo, el chavismo ordenó un fuerte operativo a la Guardia Bolivariana, que llevó adelante una sangrienta represión para sofocar las marchas en todo el territorio. (AP)

La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) expresó el jueves su “rabia” por el “vil asesinato” de dos jóvenes a manos de grupos “paramilitares armados” (“colectivos”) durante la jornada de ayer de protesta en las calles de Caracas. (AP)

Veppex, con sede en Miami, condenó también la “violencia conjunta” ejercida por policías, Guardia Nacional y “colectivos” del régimen contra “ciudadanos indefensos” durante las marchas del pasado miércoles. (AP)

Asimismo, Veppex mostró su repulsa por la "violenta e indiscriminada represión a la que fueron sometidos cinco millones de venezolano que salieron a expresar su descontento y oposición al régimen de Nicolás Maduro". (AFP)

En casi tres semanas de protestas antigubernamentales por las calles de Venezuela se han registrado al menos nueve muertos, entre ellos dos efectivos de la fuerza pública, y casi mil detenidos. (AP)

Las marchas opositoras, que reunieron a cientos de miles de personas, fueron disueltas a punta de bombas lacrimógenas y no pudieron llegar a su meta: el centro de Caracas, bastión del chavismo, donde Maduro encabezó una concentración de seguidores, también multitudinaria.

En la jornada murieron Carlos José Moreno, un adolescente de 17 años en Caracas; y Paloma Andreína Ramírez Gómez, una joven de 23 en San Cristóbal (ciudad fronteriza con Colombia) por disparos de encapuchados en motocicletas, según la Fiscalía.

En la noche, Niumar San Clemente Barrios, un miembro de la guardia militarizada, murió por el disparo de un francotirador en las afueras de Caracas, según la Defensoría del Pueblo.

"No hay ninguna justificación para que se derrame una gota de sangre en el país, cuando los venezolanos queremos un futuro distinto", dijo Capriles, al condenar las muertes de las que el gobierno responsabilizó a la oposición.

Con estos tres fallecimientos suman nueve los muertos en tres semanas de protestas que exigen elecciones para sacar del poder a Maduro, a quien sus detractores acusan de hundir al país en una severa crisis económica y política.

Disturbios de madrugada

Algunos disturbios ocurrieron entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves. En el sector El Paraíso, oeste de Caracas, vecinos denunciaron saqueos en unas panaderías, supermercados y centros de comida.

Pequeños grupos de manifestantes quemaron en la noche desechos y neumáticos como barricadas en San Cristóbal, en tanto que sonaron cacerolazos en sectores de Caracas.

El miércoles, los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes que les tiraron piedras y cócteles molotov estallaron con fuerza en una estratégica autopista y oeste de Caracas.

También hubo choques en los estados Zulia, Carabobo, Mérida, Barinas y Anzoátegui, con varios heridos.

Capriles recibió una lluvia de gases cuando se acercó a un bloqueo militar en la autopista Francisco Fajardo. Varios manifestantes huyeron lanzándose a las aguas negras del río Guaire.

"No tengo ni comida en la nevera. Tengo un niño de dos años que mantener y estoy desempleado. Todo por culpa de Maduro", dijo a la AFP Jean Tovar, de 32 años, con piedras en las manos. (El Comercio / Clarín / EFE)