jueves, 20 de abril de 2017

12:54:00
Por medio de la presente hacemos un llamado al H. Ayuntamiento de la Ciudad de Mérida, representada por su Alcalde Mauricio Vila Dosal, y a los regidores que conforman el Cabildo, para el respeto, defensa y protección de los derechos humanos laborales de los trabajadores del Municipio, con el cargo de representante del Sindicato de Trabajadores que ostento, solicito de la manera más atenta el debido reajuste de salarios y emolumentos de los trabajadores.


Debe empezarse por señalar que desde hace varias administraciones no se actualizan los salarios de muchos trabajadores, cuestión que atenta gravemente contra derechos laborales reconocidos en los artículos 5 y 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y diversos Tratados Internacionales, signados y ratificados por el Estado Nacional, cuya vinculación normativa y complementaria a la Constitución quedan reguladas en el Artículo 1 Constitucional. Está de más decir que las Condiciones Generales del Trabajo del Ayuntamiento de Mérida están siendo gravemente violadas en sus artículos 1, 2 y 15 fracciones III, V. VI y XIV al no actualizarse los salarios de quienes laboran dentro de la institución, cosa que por ley cada año debería hacerse según la indexación de salarios. 

No se puede limitar los derechos humanos laborales de una persona injustificadamente, pues ello se convertiría en una práctica que refuerza los estereotipos y entonces se estaría aprobando una conducta que resta visibilidad e importancia social a quienes han prestado sus servicios por años dentro del H. Ayuntamiento. 

Hacemos un llamado al H. Ayuntamiento de Mérida a hacer valer os principios del derecho laboral en los cuales se sustenta el sistema jurídico mexicano, en particular el Artículo 123 constitucional, que se orientan a rescatar la importancia y dignidad del hombre libre frente a las corrientes que denigran o pretenden someter a la ganancia la trascendencia y respeto del trabajo humano, que se sustenta en los siguientes principios: 

A) Dignificación del trabajo del hombre.
B) El trabajo no puede considerarse como un bien en el mercado. alienable y a merced de las leyes del comercio.
C) La libertad de trabajo.
D) La libertad sindical.
E) La libertad contractual.
F) A trabajo igual salario igual, 

Por ello, hago de la manera más respetuosa y atenta este llamado al H. Ayuntamiento de Mérida y a su representante. el alcalde Mauricio Vila Dosal. 

Atentamente:
Martín Cervera Poox
Secretario General del Sindicato Integrado de Trabajadores Municipales (SITMUN)