jueves, 5 de enero de 2017

15:18:00
Pedro Echeverría V.

1. Como extensión de las miles protestas en México contra el aumento del precio de la gasolina en alrededor de un 20 por ciento, así como por la enorme carestía que ello está provocando, decenas de miles de transportistas y otros sectores decidieron de manera espontánea –a partir del primero de enero- bloquear gasolineras, carreteras, calles de ciudades. Paralelamente estas protestas han llevado a cinco días de “saqueos de comercios” en más de 15 estados de la República. Sin embargo es muy claro que si no existiera la insultante desigualdad económica y social y las grandes necesidades permanentes de nuestro pueblo, no habría ningún tipo de saqueo. No existirían los millonarios explotadores que lo poseen todo, pero tampoco los trabajadores que se pasan la vida –junto a sus hijos- careciendo hasta de lo indispensable; pero México es uno de los países del mundo con más injusticia y desigualdad socioeconómica.

2. Debo decir que todos los gobiernos mexicanos han estado directamente al servicio de los burguesía y el imperialismo de los EEUU; sin embargo los últimos seis -que gobernaron desde 1982 (De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña)- cuatro del PRI y dos del PAN, han sido especialmente los más nefastos por corruptos y asesinos. Conocida nuestra vecindad con EEUU, hay que decir que eso de que somos “el patio trasero del imperio”, es una gran verdad. Por lo menos, desde 1914 –antes que se proclame nuestras Constitución Política en 1917- ya nos habían invadido por el puerto de Veracruz. En México gobierno y grandes empresarios se quejan contra “el saqueo” de las grandes casas comerciales pero no reconocen que ellos han saqueados durante un siglo al pueblo de México haciéndolos vivir en la miseria. Yo soy un pinche viejo jubilado, pero el 60 por ciento del pueblo nunca ha tenido jubilación y sus salarios han sido de hambre.

3. Que esas tiendas que tienen todo pongan más cortinas y rejas y contraten más policías y soldados del ejército porque los llamados “saqueos” tendrán que continuar mientras la extrema desigualdad exista. Basta con saber que el 80 por ciento de los 125 millones de mexicanos sufren pobreza, miseria y hambre; que un tres por ciento está integrado por explotadores multimillonarios y una banda de políticos que han ejercido desde hace 100 años una dictadura que les permite brincar de un cargo a otro. Los sectores medios que crecieron en los setenta y ochenta, han caminado rápidamente a la pobreza durante este largo trecho de neoliberalismo que los ha hecho perder sus empleos. La realidad es que si el gobierno de Peña sólo tiene la propuesta de aumento de la gasolina, puede que la protesta crezca y su renuncia a la Presidencia se haga obligatoria. Que no se olvide que la violencia viene de arriba; lo único que hacen los pobres es resistir. (5/I/17)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com