jueves, 5 de enero de 2017

16:45:00
MÉRIDA, Yucatán, 5 de enero.- Posicionamiento de Raúl Paz Alonzo, presidente estatal del PAN, respecto a las protestas, saqueos y disturbios registrados a lo largo del país por el alza a la gasolina:

Al respecto de los acontecimientos que se suscitan en todo el país, desde el PAN estamos ciertos en que toda inconformidad debe expresarse en el marco de la ley, sin afectar a terceros.


El PRI-Gobierno no puede ignorar a la ciudadanía y mucho menos emitir mensajes en los que se insinúe que los gasolinazos nos benefician a todos, cuando sabemos que es una medida que va en contra de los bolsillos de las familias y también en contra de la economía en general y que está detonando la inflación.

El dolo del gobierno federal en este caso es evidente, primero al esconder la gasolina para fomentar su desabasto días antes de publicar los nuevos aumentos, y luego concretando su plan de lastimar la economía de las familias mexicanas vendiéndoles la gasolina más cara que en cualquier otra parte del mundo.

La ciudadanía está enojada. El llamado es al gobierno, para que lo antes posible ponga solución a este problema. El PRI-Gobierno es el responsable de lo que derive de la toma de gasolineras y de la salida de los ciudadanos a las calles, la ciudadanía no hubiera salido a las calles si el gobierno federal hubiera actuado con responsabilidad.

Es imperdonable que haya permitido que Javier Duarte y muchos otros gobernadores priistas gastaran millones y millones de pesos cuando estuvieron en funciones y que hasta hoy estén prófugos, también resulta cínico que no se aclare en qué se invirtieron los 263 mil millones que por impuesto a la gasolina recaudó Hacienda en 2016, pero sí castigue a la ciudadanía con un aumento grosero y dramático a las gasolinas.

En el PAN, no justificamos de ninguna forma, la toma de gasolineras o el cierre de vialidades, pero sí reconocemos que son acciones de una ciudadanía que está desesperada, de una ciudadanía que no sabe qué más hacer para hacerse escuchar y ver por parte de un gobierno que sistemáticamente la ignora.

Repudiamos los actos de violencia, los saqueos a negocios y la ola de inseguridad que se ha desatado y que hoy cobra desconfianza en autoridades y en ciudadanos para ejercer sus labores diarias con seguridad, esperamos que las autoridades actúen en beneficio de los afectados y regrese la estabilidad a calles y ciudades en todo el país.

A través de nuestros diputados federales propondremos que el Impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) derivado de la reforma fiscal votada por el PRI, se baje al 50% para poder al menos lograr un poco de equilibrio en el precio de la gasolina.

Esta medida solo ocurrirá si los demás partidos políticos toman con seriedad y con apego el sentir de la ciudadanía y lo que es mejor para todos.

Desde el PAN velaremos como lo hemos hecho siempre por lo que beneficie a los mexicanos y tomaremos desde nuestras trincheras las acciones pertinentes para exigir que no se dañe la economía de millones de familias en nuestro país y nuestro estado.