sábado, 17 de diciembre de 2016

20:46:00
MÉRIDA, Yucatán, 17 de diciembre de 2016.- El futuro de la nueva política es apostarle al programa de gobierno, a las nuevas ideas y a las mejores personas, expresó el licenciado Mauricio Sahuí Rivero durante la inauguración del diplomado “Habilidades y Desarrollo Político”.

El actual Secretario de Desarrollo Social asistió, a invitación del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político (Icadep), a un encuentro con miembros de la sexta generación de la Escuela de Cuadros, a quienes pidió no dejar de prepararse si aspiran a participar en política.


“La fortaleza de las instituciones se logra a través de la materialización de ideas en común, en donde tengamos la capacidad de comunicar estratégicamente lo que queremos para la sociedad y ésta visualice su futuro” expresó.

Luego de hacer un recuento de sus inicios en la política, el también ex presidente estatal del PRI dijo que quienes tienen una responsabilidad pública “estamos obligados todos los días a hacer ejercicios de congruencia en las acciones que llevamos a cabo”.

“Si ustedes quieren tener la oportunidad de participar en política tienen que partir de la lucha constante, disciplinada, ser bien intencionados y la primera transformación que tienen que hacer es la interna, la de ustedes mismos, para ser sensibles a los problemas de la gente” compartió.

Sahuí Rivero, quien fue el último representante del Congreso de la Unión ante el desaparecido Instituto Federal Electoral (IFE), también destacó la importancia de saber sumar ideas y abrirse a sectores de la sociedad que piensan distinto y que, incluso, no ven la necesidad de una coincidencia ideológica sino que su primera exigencia son los resultados en el desempeño.

“En política quien hoy es tu principal contrincante, puede ser tu mejor aliado” manifestó al mismo tiempo de pedirles a los integrantes de la Escuela de Cuadros no tener miedo de aspirar.

El ex coordinador de los diputados federales del PRI también les recomendó escuchar la sabiduría de la gente que vive todos los días los problemas “porque desde la comodidad del escritorio poco se conoce de lo que sucede con los ciudadanos de a pie”.