sábado, 17 de diciembre de 2016

01:51:00
MÉRIDA, Yucatán, 17 de diciembre.- Estudiantes del sur de la ciudad encuentran en la Unidad de Bachillerato con Interacción Comunitaria (UABIC) de la UADY el medio para acceder a nuevas herramientas tecnológicas y con esto, ampliar sus conocimientos, mejorar sus condiciones de vida y fortalecer su formación académica.


Un total de 277 alumnos de tercer semestre recibieron una computadora persona a través del programa “Bienestar Digital” que puso en marcha el Gobierno del Estado.

Los jóvenes acompañados de sus padres de familia se mostraron emocionados y contentos. Muchos de ellos por primera vez tendrán un equipo para hacer sus tareas y buscar información.

Pero sobre todo, para los padres de familia representa un apoyo para su endeble economía, como expresó Rosa Elena gil Yah, quien trabaja como empleada.

Es invaluable el impacto de este programa en la formación de los estudiantes, las computadoras hoy día son una herramienta indispensable que les da la oportunidad a nuestros jóvenes de crecer, no sólo en lo académico, sino también como personas, enfatizó el rector José de Jesús Williams.

Recordó que con estos apoyos y con los programas educativos pertinentes y de calidad que ofrece la UADY muchos jóvenes han podido continuar sus estudios y concluir una carrera profesional, como es el caso de jóvenes que han egresado de la UABIC, y que ya son parte del mercado laboral, son ciudadanos responsables que contribuyen al crecimiento y desarrollo del estado, precisó.

Por su parte, Lourdes Galván Chi, ama de casa, comentó que “estas computadoras serán de gran ayuda para los jóvenes, pero en especial para nosotros, en ocasiones nuestros hijos nos piden para el “ciber”, en ocasiones no tenemos o hay que sacrificar otras cosas para que puedan hacer sus tareas”.

El estudiante Kevin Pérez Mendoza, habló en representación de sus compañeros, agradeció a las autoridades gubernamentales y directivos de la Universidad por contribuir para que su formación académica sea de calidad.

Exhortó a sus compañeros a cuidar el equipo y darles el uso adecuado, “como estudiantes tenemos la responsabilidad de cuidarlos y aprovechar las computadoras para nuestras tares, proyectos e investigaciones”, agregó el estudiantes.

Víctor Caballero Durán, Secretario de Educación del Estado, realizó la entrega oficial de los equipos, quien reiteró a los estudiantes aprovechar este recurso a favor de su educación.

En el evento también estuvieron presentes Carlos Estrada Pinto y Edith Díaz Barahona, Director General de Desarrollo Académico y Coordinadora de Educación Media superior de la UADY, respectivamente; Guillermo Contreras Gil, responsable de la UABIC; Wilberth Chi Góngora, Delegado de la SEP y Miguel Pech Estrella, Coordinador de Educación Media Superior.

Consejo Universitario respalda propuesta económica por más de 2,250 millones de pesos

El presupuesto no considera incremento salarial, costos que generen daños causados por fenómenos naturales a bienes universitarios, entre otros.

El Decimosexto Consejo Universitario aprobó el proyecto de presupuesto de ingresos y egresos de la Máxima Casa de Estudios para el ejercicio 2017, que asciende a poco más de 2,250 millones de pesos.

En Sesión Extraordinaria, presidida por el Rector José de Jesús Williams, los integrantes del Consejo dieron luz verde a la propuesta económica, cuyos recursos provendrían en un 90% del Gobierno Federal y un 10% del Estatal.

El presidente de la Comisión Permanente de Presupuestos, Aureliano Martínez Castillo, dio lectura a la propuesta, que para el caso de egresos se conforma con las partidas de remuneraciones, prestaciones, mobiliario y equipo, entre otros.

El proyecto económico de ingresos quedaría conformado de la siguiente manera: Gobierno Federal $1,807,836; Gobierno Estatal $200,871; y de ingresos propios $241,441, todas las cantidades en miles de pesos.

En cuanto a los egresos que se proyectan, se informó que los renglones a cubrir son remuneraciones por $836,539; prestaciones $549,323; estímulo al desempeño $64,964; pensión jubilatoria $426,809; así como gastos de operación por $342,513 y mobiliario y equipo por $30,000. Las cantidades son en miles de pesos.

Explicó que para la formulación del presupuesto de ingresos se tomó como base a los ingresos correspondientes a los dos últimos ejercicios y el proyecto de presupuesto de egresos.

Asimismo, dijo, se consideró la recomendación de la Secretaría de Educación Pública de que los gobiernos de los Estados otorguen a las universidades públicas, como subsidio, cuando menos el 10% del presupuesto de egresos.

En ese sentido, el procedimiento que se utilizó para determinar el importe a solicitar como subsidio al Gobierno Federal y Estatal fue disminuirle al total del egreso presupuestado la proyección de los ingresos propios de la institución para el año 2017; del monto resultante se solicita como subsidio un 90% al gobierno federal y un 10% al gobierno estatal, agregó.

Martínez Castillo, precisó que de acuerdo con el estudio que realizó la comisión que preside, el presupuesto aprobado no considera los incrementos salariales que serán otorgados a los trabajadores a partir del 1 de enero de 2017, ni las prestaciones derivadas de esos incrementos.

Tampoco se considera lo siguiente: el costo financiero que, en su caso tuviera que erogarse por financiamientos externos; la pérdida de poder adquisitivo de la moneda como consecuencia de un incremento no previsto en el índice de precios al consumidor, tanto en el renglón de irreductible como el de nuevas necesidades.

De igual forma, ese paquete presupuestal no considera los costos que generen los daños causados por fenómenos naturales a los bienes universitarios.

Por ello el impacto económico que estos aspectos representen deberá ser adicionado en su momento, al presupuesto.

El presupuesto aplicará para el periodo del 1 de enero al 31 de diciembre del 2017.

En la sesión también se presentó el dictamen de la Comisión Temporal con relación a la inconformidad presentada por bachilleres acerca del proceso de elección de Consejero Alumno de la Facultad de Contaduría y Administración. La comisión determinó como improcedente el recurso de inconformidad. (Boletines)