sábado, 17 de diciembre de 2016

20:54:00
Pedro Echeverría V.

1. Pareciera que la denuncia del libro El Amasiato de Álvaro Delgado va a ser realidad en un 100 por ciento: a) En 2005, el gobernador Peña del PRI le encamina 200 mil votos al presidencial Calderón del PAN; b) En 2011, el presidente Calderón retira su apoyo a la panista Josefina para devolverle apoyo al presidencial Peña y c) En 2017, el presidente Peña debilita su gobierno y al PRI para apoyar a la Presidencia a la esposa de Calderón, es decir, a la “calderona”. O sea, se acabó la dictadura de un solo partido para convertirse en la dictadura de dos. ¿Y los demás partidos? Casi todos funcionan como paleros del PRI y el PAN, de los empresarios, del clero y los medios de información. ¿Y el pueblo? Trabajando como burro, cargando con los engaños y manipulaciones de la TV y demás medios y temiendo a la represión militar y policiaca.


2. Al PRI, pareciera que se le está dejando morir como en los tiempos de Zedillo. En 1999/2000 los empresarios y el gobierno yanqui –encabezado entonces por Clinton- ya estaban hasta la madre con el gobierno del PRI, decidiendo probar con el PAN y Fox, su candidato. Con los gobiernos del PAN (2000/2012) -aunque el pueblo se hizo más miserable y sufrió más de 120 mil asesinados- los más grandes empresarios ganaron mucho dinero, acumularon miles de millones de pesos. Pero lo terrible es que el pueblo no se da cuenta que tanto el PRI como el PAN son exactamente lo mismo: de día parecen pelearse, pero de noche duermen en la misma cama, se cogen cariño. Desafortunadamente los demás partidos sólo buscan subsidios y cargos y la oposición de izquierda es muy débil, además de dividida. En lo electoral sólo AMLO salva un poco.

3. Pienso que se está preparando el terreno para favorecer a la calderona que, como se dice, es el expresidente Calderón con disfraz de mujer que –como el hablantín Fox- no posee conocimiento de nada. Bueno pero para eso sirven el centenar de asesores de cada presidente en turno que se encargan de escribir todos los discursos, las declaraciones y los acuerdos. Y lo peor es que aunque los presidentes lo estén haciendo pésimamente, la fuerte estructura del poder en México dice que nadie puede renunciar porque no es la vida política de una persona sino del sistema socioeconómico que debe ser salvado en el mundo. Los multimillonarios Slim, Azcárraga, Salinas Pliego, Larrea, etcétera pueden enfrentarse en el campo de las inversiones y los negocios, pero cuando su sistema de explotación y dominación entra en peligro, se unen para destruir al enemigo.

4. López Obrador debería estar trabajando para firmar acuerdos con el movimiento social y dirigentes como los de la CNTE, electricistas, mineros, EZLN, PT, MC, Noroña, Bejarano, algunas gentes de los medios de información, –particularmente por las actividades políticas que han realizado- no se les puede escapar de las manos. ¿Para qué les sirven asesores de la calidad de Bartra, Paco Taibo, miles de dirigentes estudiantiles, artistas, escritores, investigadores, etcétera, sino para entrevistarse con decenas de miles de gentes para un trabajo de masas? Aunque conozco lo que ha pasado en el mundo con gobiernos de izquierda y que AMLO tendrá que ser condicionado y amarrado por los poderosísimos empresarios y el imperio, me gustaría vivir otra experiencia apoyando en las calles una batalla anticapitalista más. (17/XII/16)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com