sábado, 23 de julio de 2016

16:11:00
Mtro. Omar Ocampo, Fundador del Observatorio de la Facultad de Derecho de la UADY.

La Facultad de Derecho de la UADY sigue cayendo en picada en todos los aspectos. Tal y como documentaremos próximamente con nuevos elementos, la escuela se dirige por un capricho personal antes que por uno académico y esto se refleja en la pérdida total de calidad de la oferta educativa de esta institución.



En medios electrónicos, llamadas por teléfono, súplicas hechas a cuanto abogado se les pasaba enfrente, la Facultad de Derecho de la UADY estuvo promocionando un Doctorado en Derecho, como si fuera propio, pero que no le pertenece a nadie.

Dolosamente la Facultad de Derecho de la UADY señalaba en su publicidad que la Universidad de Tlaxcala en su “Campus Yucatán” cuando en realidad, no existe ningún Campus Yucatán de esta Universidad Tlaxcalteca.

En segundo lugar, señalaba que el posgrado a impartir se veía con niveles Conacyt. Cuando en realidad, desde el año de 2008 que la escuela de derecho de la Universidad de Tlaxcala no tiene a este posgrado un plan educativo dentro de Conacyt.

Ridículo también es ver que la abreviatura del Programa Nacional de Posgrados de Calidad de Conacyt es “PNPC”, y no “PPNP”, como tienen en su propaganda pero pues obviamente esto a nadie le interesa, y así de falaz será que los “expertos” graduados en argumentación como el propio director y lucelly carballo no cuidan ni la ortografía, ni la gramática en sus documentos oficiales, porque no tienen idea de lo que la academia de alto nivel es.

La triste realidad, es que cuanto abogado cayó en el anzuelo de la Facultad de Derecho de la UADY y pidió informes del programa, terminó siendo admitido. Esto debido a que hay un mínimo de personas que tienen que cursar el programa. Sino este no es costeable. De entrada, el alumno, no es un estudiante de doctorado, sino carne de cañón para cumplir con las exigencias del compromiso adquirido.

La otrora insigne Facultad de Derecho de la UADY se ha visto obligada a mendigar a una institución muchos niveles debajo en cualquier ranking e indicador mundial, ante la innegable realidad jurídica de la región, le han pasado encima y los han dejado atrás todas las escuelas que ofrecen posgrados en la región.

En una editorial previa, señalé que la Universidad Modelo, la Marista, la Anáhuac – Mayab, la Unisur y la Latino entre las emergentes, lideran ahora la oferta académica en la región, y además lo realizan de una forma seria, sin mentiras ni engaños, lo realizan con recursos propios, invirtiendo, a base de trabajo puro y no como sucede en la Facultad de Derecho de la UADY tomando atajos académicos y pidiéndole a otra universidad que "les doctore".

Comparemos, ¿Cuál es la diferencia entre el posgrado que ofrecen las primeras con la Facultad de Derecho de la UADY?

¿El tiempo de duración?, el de la Facultad de Derecho de la UADY durará menos de dos años, y tendrá clases solamente viernes y sábados… ups, esto suena a posgrado impartido en la Universidad Marista o en la Modelo, Universidades a las que tanto criticó Carlos Macedonio…

¿La calidad de la planta académica? La Universidad Autónoma de Yucatán no aportará a nadie, porque no tiene a nadie que pueda trabajar en este doctorado. Entonces, deberá de traer a las personas de la Universidad de Tlaxcala… pero ¿acaso no es de llamar la atención que la Universidad número 18 de México, le pida a la universidad número 50, que le titule? ¿Ups, que no era esto lo que tanto criticaba Carlos Macedonio?

¿Desde cuándo se prefiere irse a lo más bajo para titularse? Ups, esto nuevamente suena a aquellas escuelas que tanto criticaba Carlos Macedonio. Y ahora el repite estos patrones. Más pronto cae un hablador que un cojo dice.

El objetivo entonces es el de doctorar en menos de dos años a los estudiantes… ups nuevamente suena a doctorado exprés.

Estimado lector, la defensa que utilizará la UADY, y la UAT, será la de decir que son universidades autónomas, y que ellas poseen la ciencia, la verdad, y la luz. Que por sí mismas son las que poseen el derecho de ser llamadas serias.

Pero esto es mentira. La Universidad pública debería de ser la primera institución que defienda la seriedad de los posgrados, la de cobijar lo mejor de la ciencia. Pero en el caso de la Facultad de Derecho de la UADY, no existe actualmente ninguna diferencia con las escuelas que ofrecen particularmente algún doctorado. Y, es más, es la Uady la que copia el modelo de la Universidad Modelo, la Universidad Marista, la Unisur, la Universidad Anáhuac-Mayab, titulando de forma exprés, con unas cuantas clases a sus estudiantes. Pero ese es el estilo de Carlos Macedonio, no da para más, no visualiza el título más que para esconder sus fracasos detrás de este. El rector dijo, será el primero que tiene con doctorado que dirija esta facultad. Pero olvidó decir que es el primero también en titularse de un doctorado que le hicieron Cómodo, Ufano, A modo y Controlado (CUAC).