miércoles, 29 de junio de 2016

18:51:00
Pedro Echeverría V.

1. En México está dura la batalla por la presidencia de la República. Falta más de un año para que aparezcan formalmente los candidatos, pero ya desde ahora no han descansado en su precampaña, sobre todo desde que López Obrador declaró hace más de un año que será el candidato por tercera vez, ahora de su partido Morena. Cuauhtémoc Cárdenas también fue candidato del socialdemócrata PRD en tres ocasiones pero sólo pudo haber ganado en 1988 y fue defraudado. López Obrador, también como candidato presidencial del PRD y otros partidos, triunfó en 2006 y en 2012 pero fue despojado por el PAN y el PRI; en 2018 va por la tercera y definitiva. ¿Será Mancera el candidato divisionista del PRD por indicaciones del PRI?

2. El gobierno de Peña impuso en agosto de 2015 a Manlio Fabio Beltrones en la presidencia del PRI por ser un político experto al haber ocupado la gubernatura, varias veces la legislatura y ser muy conocido como negociador; se pensó incluso que de allí brincaría a la candidatura priísta; sin embargo hace unos días renunció y salió como tapón de sidra por haber perdido el PRI muchos espacios de gobierno. Por ello Peña parece estar pensando en colocar en ese cargo a Aurelio Nuño o a Osorio Chong porque en Educación y Gobernación no han podido, pero cree el presidente que en el PRI puede ser el personaje tan largamente esperado. ¿Quién puede adelantar que un funcionario grande en política (Nuño u Osorio) no sea el indicado para “mover al PRI”?

3. Peña “mataría a dos pájaros de un tiro”: a) Quitaría a Nuño u Osorio de la SEP o Gobernación donde nadie lo puede ver a Nuño ni en pintura porque de educación, de maestros y de sindicatos no sabe absolutamente nada; b) llenaría Peña con el hidalguense Osorio el hueco que ha dejado Beltrones con su renuncia. Si Nuño no la pudo hacer en Educación por la enorme fuerza de la Coordinadora de maestros, quizá en el PRI se transforme en el dirigente que todos necesitan y añoran. ¿O estará pensando Peña en Osorio Chong que ha dicho amenazante: "Si no se llegan a acuerdos con los representantes de Nochistlán y la CNTE, entonces el gobierno a como dé lugar –con represión brutal- acabará con los bloqueos de carreteras?”

4. La Presidencia del PRI en estos momentos es una pieza clave de poder, una magnífica plataforma de lanzamiento o bien la muerte como significó para Beltrones. Ahora que el derechista, conservador o reaccionario PAN se prepara para otra “alternancia” con el PRI –tal como sucede en los EEUU entre los dos partidos imperialistas (el “demócrata” y “republicano”) que se turnan el poder según la fuerza de los grupos económicos- el PRI no está dispuesto a entregar el gobierno a su hermano del PAN. ¿O estará usando Peña la presidencia del PRI para eliminar a sus competidores en política más cercanos?

5. La realidad es que todavía estamos muy lejos para entender la jugada presidencial; pero sí estamos en el momento de ver cómo cada una de los precandidatos de todos los partidos buscan quedar bien con los empresarios y los medios de información condenando la lucha social. No sabemos con quien se la juegue Televisa, las organizaciones empresariales y la embajada de los EEUU, sobre todo en este año de elecciones entre Trump y la Clinton. Por ahora, en México sólo le queda al amplio movimiento social apoyar las luchas de los maestros de la Coordinadora que son los que por lo menos en los últimos cuatro años han arriesgado su vida y su libertad luchando por los intereses del pueblo.

6. Se ha publicado que el secretario de Gobernación lleva la delantera de la candidatura presidencial, incluso frente al secretario social el señor Meade. Osorio Chong parece tener las manos muy manchadas con los 43 estudiantes desaparecidos, con su paisano el ex Procurador General, con la expulsión de los investigadores extranjeros, con la matanza de Nochistlán y con otros muchos asuntos de sangre en los que ha sido acusado. Espero que ya no siga reprimiento a la CNTE cuando está en sus manos resolver el problema de los plantones y bloqueos liberando a todos los maestros presos, reintegrándoles sus plazas y pagándoles ya todo lo que se les debe. (29/VI/16)