miércoles, 29 de junio de 2016

18:55:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de junio.-  Locatarios del Centro Comercial Popular de la calle 61 exigen que se cumplan añejas demandas que no han sido atendidas, a casi un año de un plan fallido de reubicación del comercio informal del Centro Histórico y que ha dejado un daño millonario al erario público.


Para escuchar sus demandas y necesidades, los regidores priistas Alfonso Seguí Isaac y José Francisco Rivero Mendoza se reunieron con los locatarios en dicho centro popular para constatar que no tienen ventas, no hay promoción y ahora el Ayuntamiento quiere cobrar renta y luz.

"Este es un problema que se heredó de la administración anterior y que fue creado para ofrecer un mejor espacio que la calle para los llamados ambulantes que estaban asentados en el primer cuadro del Centro Històrico. Sin embargo fue un proyecto fallido, abandonado por esta administración municipal y que le ha costado millones de pesos al Ayuntamiento sin resultados positivos", manifestó Alfonso Seguí Isaac, regidor integrante de la Comisión de Mercados. 

"Esta administración municipal no puede permanecer indiferente a los problemas de los locatarios porque se han dado muchas irregularidades de manera arbitraria, como el cierre de sus locales o personas que se dicen dueñas de dichos locales y que al parecer han sido traspasados", manifestó el edil priista.

Durante la reunión con los locatarios, el regidor José Francisco Rivero Mendoza señaló que es muy importante trabajar un nuevo proyecto con estrategia comercial que pudiera incluir un cambio de nombre, tiendas o servicios "ancla" como una ventanilla municipal que ofrezca servicios al interior, publicidad permanente para dar a conocer los servicios que ofrecen y la apertura del Cendi, que se encuentra cerrado desde hace mucho tiempo.

"Los locatarios nos manifestaron sus inquietudes, que son válidas y pidieron realizar varias acciones para tratar de levantar sus ventas. Una propuesta interesante es dotar al Centro Comercial de señal de internet wifi para atraer a jóvenes estudiantes", dijo 

Los ediles priistas recordaron que el Centro Comercial Popular tuvo un gasto de más de 5 mdp en beneficio de un particular que sigue recibiendo una renta de unos 100 mil pesos mensuales. La renta que pretende cobrar la Comuna meridana a los locatarios es de mil 200 pesos al mes. (Boletín)