miércoles, 29 de junio de 2016

07:54:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de junio.- Integrantes del Consejo contra la Discriminación de la Diversidad Sexual del Municipio de Mérida expresaron en el marco de la sesión celebrada ayer martes su inconformidad por las opiniones vertidas por el regidor Regino Octavio Carrillo Pérez, integrante del mismo, respecto a la lucha por el derecho a la adopción para parejas del mismo sexo, pidiendo su destitución.

Sesión del Consejo (foto: "Primo" Martínez / Twitter)
"Definivamente no tiene cabida acá", dijo Carlos Méndez Benavides, del Oasis de San Juan de Dios, quien señaló en su intervención que se tomó una postura en el colectivo respecto a dichas declaraciones, las cuales describió como ofensas.

"Le recuerdo que las familias de los homosexuales no sólo son nuestras parejas ni nuestros hijos, son también nuestras madres y padres y hermanos", dijo.

"No es una lucha estéril, es una lucha que está cambiando poco a poco realmente nuestros derechos", remarcó Méndez.

Adicionalmente, mencionó que cuando estaban elaborando un oficio para pedir al Gobernador y al Congreso del Estado legislar respecto al matrimonio del mismo sexo, equidad de género y políticas públicas encaminadas a la no discriminación el regidor se rio irónicamente y comenzó a hacer comentarios que consideró ofensas.

"Yo no sabía que era él", dijo.

"¿Qué hace este hombre si ya dijo que nuestra lucha es estéril, que no va a cambiar, que todo lo que hagamos él va a estar en contra, entonces qué hace en el consejo? lo que nosotros estamos proponiendo, el colectivo, es que se salga del Consejo", remarcó.

Adicionalmente, debido a que no son un órgano de sanción, pidió pasar esta situación al Cabildo para su discusión. 

Por su parte, Alfredo Candiani se sumó a la petición para sancionar al regidor y que, de entrada, sea destituido del Consejo.

También agradeció el apoyo de los integrantes del consejo en la Marcha de la Diversidad Sexual, destacando que los permite hacer visibles ante la ciudadanía y las autoridades para exigir sus derechos y mencionó que jamás emitieron una nota o comunicado que acuse al Consejo o a Desarrollo Social de no haberlos querido ayudar, señalando que su descontento es porque se les dijo que no se podría apoyar dos días antes, lamentando la filtración de los oficios.

Adicionalmente, dijo que siente al Consejo secuestrado y atado de manos porque no es posible que un organismo que tiene como objetivo defender los derechos humanos y luchar contra la discriminación ante acontecimientos locales, nacionales o mundiales no pueda tener una postura inmediata por todo el procedimiento que se tiene que llevar para que todos estén de acuerdo.

"Es el Consejo contra la Discriminación, la postura ya está", dijo.

Bernardo Laris, integrante de la mesa de difusión mencionó que, dicha área, Octavio Carrillo dijo que estaba en contra de la adopción, lo cual dio pie a una discusión fuerte.

"Estamos aquí trabajando para, en esta mesa de difusión, para decirle a la sociedad la importancia de que se le permita a las parejas o a las familias homoparentales adoptar, y tú me estás diciendo que estás en contra ¿qué está sucediendo?", dijo.

"Sería ejemplar sacarlo, no puede estar. El día que tome todos los cursos y que Derechos Humanos nos diga que ya está capacitado, que ya entendió, que ya puede pasar, le volvemos a abrir las puertas", agregó.

Milagros Romero Bastarrachea, regidora de Movimiento Ciudadano, llamó a tratar de que no haya un pleito con Octavio y aplicar el reglamento.

"Creo que nuestra postura como los regidores, todos independientemente de partidos y de ideologías, es que el reglamento se va a respetar", expresó.

José Luis Martínez Semerena, del PAN, señaló que se analizará el reglamento y que en caso de que así sea determinado se podrá remover a la persona como se indica, proponiendo que el Consejo le haga una petición formal al Cabildo de Mérida para tomar el tema para su análisis y votación en pleno.

Finalmente, el regidor Mauricio Díaz Montalvo explicó que el Consejo fue integrado en su creación con nombres explícitos y representantes de asociaciones, por lo cual considera que en el primer caso dicha remoción debe pasar otra vez al Cabildo, por lo cual pidió "un chancecito" para revisar el tema legal.

"Yo quiero comentarles que nosotros ya le tratamos de hacer conciencia a Octavio de que presente voluntariamente su renuncia, yo creo que eso se va a dar para ya evitarnos tanto tema legal", comentó, precisando que aunque el alcalde puede remover a funcionarios públicos no lo puede hacer con regidores.

Finalmente, se planteó la propuesta de los regidores de darles un tiempo para tomar cartas en el asunto y traer resuelta la situación el 11 de agosto para la próxima sesión, la cual fue aprobada por mayoría de los presentes.

La sesión se celebró en el auditorio de la Dirección de Desarrollo Social.

N. de la R.: De facto, las sesiones de los consejos municipales son celebradas a puerta cerrada, sin la presencia del público en general ni de representantes de la prensa, pero no está explícitamente establecido en ninguna ley o reglamento que éstas sean privadas, aparte de que sus generales constarán en el acta correspondiente, por lo cual decidimos publicar los aspectos medulares de la discusión, de la cual tenemos pruebas, pues al involucrar a un funcionario público electo y a un organismo que funciona con recursos públicos consideramos es un tema de interés de para toda la sociedad.

Se actualizó la nota para corregir un error en la transcripción. (José Repetto)