sábado, 31 de enero de 2015

05:02:00
CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció ayer un recorte de 124 mil 300 millones de pesos al gasto público de 2015, equivalente a 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que según analistas impactará el crecimiento de la economía mexicana.

En conferencia de prensa, el titular de la dependencia, Luis Videgaray, detalló que 65% del ajuste se concentrará en el gasto corriente, y 35% será en el gasto de inversión.

La medida afecta sobre todo a las empresas productivas del Estado. A Pemex le restaron 62 mil millones de pesos, a CFE 10 mil millones.



El recorte también tocó a las dependencias y entidades de la administración pública; su ajuste asciende a 52 mil 300 millones de pesos. Un tercio será en gasto corriente, principalmente al relativo de servicios personales, operativo y programas de subsidios.


Las medidas implican una reducción de 10% en la partida de servicios personales para mandos medios y superiores, una contracción de 10% en el gasto de plazas de carácter eventual y por honorarios; restricción a la creación de plazas, y una disminución al gasto de comunicación social.


Al gasto de inversión le tocó un ajuste de 18 mil 100 millones de pesos: incluye la cancelación definitiva del tren de pasajeros Transpeninsular y la suspensión indefinida del tren de alta velocidad México-Querétaro.

Videgaray anunció que los recortes al gasto de inversión no afectarán al proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, ni los programas de conservación orientados a carreteras federales y caminos rurales, así como la construcción de caminos rurales y carreteras alimentadoras.

Reconoció que la decisión se hizo por encima de cualquier coyuntura, incluida la político-electoral, y que está encaminada a proteger la estabilidad y la economía de las familias.

Dado el contexto internacional de bajos precios del petróleo y la posibilidad de que permanezcan por un largo tiempo así, Videgaray dijo que trabajarán el proyecto de Presupuesto de Egresos 2016 desde una perspectiva distinta a la de años anteriores.

“2016 no podrá ser un año en el que tengamos un presupuesto inercial, en el que se toma como base el presupuesto del año anterior y se hacen algunas modificaciones marginales. La realidad nos exige una revisión completa de en qué gastamos los recursos que provienen de los impuestos.

“El proyecto de Presupuesto de Egresos para 2016 deberá hacerse bajo un esquema de Presupuesto base cero, privilegiar proyectos de inversión y los programas que tengan un mayor beneficio para la población”, dijo.

Impacto económico

El director para América Latina de Moody’s, Alfredo Coutiño, afirmó que la medida impactará el crecimiento económico.

“Hace dos meses teníamos un estimado de 3.3% para el PIB de 2015, pero la baja del precio del petróleo nos hizo revisar a 3% nuestra proyección. Ahora con el recorte al gasto, tenemos que corregir hacia 2.5%. El problema es que hay posibilidades de que se revise a la baja, ya que prevemos un recorte más al gasto”, manifestó.

Videgaray afirmó que habrá un impacto al PIB mexicano, pero no cambia el pronóstico oficial de crecimiento económico, que va de 3.2% a 4.2%.

El subdirector de análisis económico de Vector Casa de Bolsa, Luis Adrián Muñiz, dijo que el rango de crecimiento que espera el gobierno federal difícilmente se alcanzará, y que, la expansión del PIB será inferior a 2.9%. (Mario Alberto Verdusco / El Universal)