sábado, 31 de enero de 2015

02:18:00
Yo Soy UADY XIII

Juan Acuesta Rodríguez

Definitivamente, Rectoría y su cuerpo administrativo dio un madruguete a la AUTAMUADY, al dar a conocer a los medios de comunicación su propuesta antes de plantearla al sindicato, cuando debía ser propuesta al gremio de Administrativos y Manuales y, en lo que se organiza la asamblea, hacer la rueda de prensa sobre lo que se había propuesto para lograr llegar al fin de la huelga.

Queriéndose presentar ante la sociedad como unas blancas palomas y como gente que sí quiere solucionar esto.

En la rueda de prensa, la primera que ofrece desde el estallido de la huelga en la UADY, el Rector Dr. José de Jesús Williams, flanqueado por el Abogado General, Renán Solís Sánchez, y Manuel Escoffié Aguilar, Director General de Finanzas y Administración.

Observé durante esta rueda que, conforme iban las preguntas, el rector se iba encendiendo, sobre todo cuando le preguntan cuánto gana y en una manera totalmente ilógica dijo “ni yo lo sé”.


Yo creo que si le hubiesen hecho la pregunta “¿cuánto cobra?”, quizá no le hubiera molestado, y eso que dice él que desde hace dos años no se mueven los sueldos o los salarios o las prestaciones en el rubro académico, pues sí puede ser muy cierto, pero también es muy cierto que él como rector, su cuerpo de asesores y su vocero, como él lo nombró, como autónomos que son, pueden hacer un reajuste en los salarios de los académicos, pero un ajuste a la baja, no al alza, y más bien enfocarlo hacia los de directores, secretarios y rector, puesto que lo que ganan es ofensivo y es grosero a la realidad que vive nuestro país.

Y eso de que no lo puede hacer, lo cuestiono. No olviden que el Sr. Godoy, en su momento, a todos los jubilados que ya hacía unos años cobraban compensación o sobresueldo dentro de su jubilación se los quitó, con lo cual se demuestra que también se pueden quitar privilegios en sus compensaciones y en su salario a directores, secretarios y rector, y eliminar ciertas prestaciones a estos señores, adelgazar un poco la nómina en estos rubros y ponerla más acorde a la realidad.

Como el caso del Sr. Dájer, que por ser ex rector va a recibir $108,269.00 por dos años más. No fastidien, ya ganó mucho; con tal de ayudarlo, que se lo bajen a $50,000.00, que ni eso merece, ya dejó de ser rector. Punto.

Y en el caso del rector, los $27,476.80 (es Prof. Carrera C.T.C.) que se los eliminen porque ya no está frente a grupo, ya es rector y esa prestación ya no la está ejerciendo y la compensación de $32,286.30 por ser ex-director general, por favor. Yo fui ex cargador y me quitaron el sueldo.            

Pero aquí se ve claramente que luego de tomar agua en jícara ahora toman vino en copas de diamante. No sé cómo llamarle a ese síndrome, pero habría que ponerle un nombre y eso de que también los estudiantes tienen derecho a la educación es cierto, pero la Universidad tiene la obligación de crear conciencia patriota y ciudadana entre sus educandos y no enseñarles a no querer a sus compañeros, porque son sus compañeros los trabajadores, y a su patria, que desafortunadamente eso está viviendo nuestro país, una falta de conciencia y de responsabilidad y no lo digo sólo por Yucatán, lo digo por la Nación.

Veo con tristeza que nuestra Universidad ya parece un partido político, puesto que dentro de ella se dan las dinastías, vemos hijos, sobrinos, hermanos dentro de las nóminas, facultades, bibliotecas, en cualquier punto de la Universidad. Se ha publicado inclusive el nombre de un hijo del rector que trabaja en la Universidad.  

No quiero ser fatalista, pero vislumbro un punto de quiebre al movimiento de huelga de la AUTAMUADY dentro de las instancias legales, que quizá esto no ocurriría si se hubiese dado una solidaridad dentro de la comunidad universitaria y esto mismo ocurre en muchas instancias existentes en el país.

Ojalá me equivoque. Pero como veo que se están dando las situaciones, no se está dando la conciencia que debe prevalecer en una Universidad y este mismo fenómeno se arrastra  y se lleva a un Estado y una Nación.

Es cuanto.