jueves, 6 de septiembre de 2018

07:49:00
MADRID, 6 de septiembre de 2018.- Un estudio danés publicado en el «British Medical Journal» asegura que componente común de medicamentos contra el dolor como, por ejemplo, Voltarén, puede aumentar las posibilidades de sufrir un ataque al corazón en un 50% y pide que se deje de tomar este fármaco.

El componente, denominado diclofenac, también influye en las arritmias y los ictus. El diclofenac se utiliza comúnmente en medicamentos que tratan dolores de espalda, ciática y artritis. El componente también se encuentra en un medicamento llamado Arthrotec.


Los resultados están basados en un registro nacional danés en el que se ha tenido acceso a los datos de 6,3 millones de adultos entre los años 1996 y 2016. Los investigadores han explicados que el riesgo es el mismo en hombres y mujeres de todas las edades.

El informe, liderado por el investigador Morten Schmidt en el Hospital Universitario Aarhus de Dinamarca, concluye que los pacientes deberían probar otros tratamientos antes de recurrir a este tipo de fármacos, que «deberían ser la última opción». (ABC)

0 comentarios: