martes, 13 de marzo de 2018

17:59:00
Eduardo Ibarra Aguirre / 14-III-13

Como era previsible los contrincantes de López Obrador fingieron no entender el mensaje Quien suelte el tigre que lo amarre y lo aprovecharon para aplicarle el casete del político que “lo pinta como es de nuevo en su falta de respeto a las instituciones, y si algo habría que reprocharle a éstas es la tolerancia (sic) que han tenido con la forma de hacer política de Andrés Manuel”; dijo José Antonio Meade desde el lejano tercer lugar en que está ubicado en todas las encuestas, salvo en las hechas a modo.

No importa, ya entenderán, sobre todo que el país no es sinónimo (político) del estado de México, donde en junio del año pasado se cometió un fraude electoral quizá sin precedente para encaramar en la gubernatura a Alfredo del Mazo III, en Toluca, la fortaleza de los intereses de los grupos Atlacomulco y gobernante.

Reeditar el modelo eleccionario mexiquense de junio de 2017 en julio de 2018 en México es incendiarlo, esto dicho sin hipérbole, y más cuando no contarán con AMLO, el eficiente bombero de 2006, y al que enseguida lincharon desde Televisa, Azteca, Radio Fórmula…

Así que Meade Kuribreña, el sin partido y preparado aunque nunca explican para qué y queda claro que para combatir la corrupción no lo está o no lo estuvo cuando despachó como secretario de Hacienda, Desarrollo Social y Relaciones Exteriores, pues dejó pasar grandes corruptelas a varios gobernadores, Rosario Robles y Josefina Vázquez Mota. Y ahora se escandaliza Meade por los negocios de Ricardo Anaya, uno de los promotores más tenaces de las 12 reformas estructurales de Enrique Peña Nieto y su aliado durante casi un quinquenio.

Anaya y Meade coinciden, como es natural, en llenarse de estiércol y en “retar” a AMLO a debatir en cuanto medio de comunicación sea posible. Natural porque están lejos del primer lugar que ocupa Andrés Manuel y quien no tiene el menor interés en participar, pues encabeza las preferencias y nadie es tonto o muy “demócrata” para exponerse a los riesgos de los debates, salvo los organizados por el INE. Por cierto, los debates promovidos por el oligopolio mediático sirven para que cada orador diga maravillas de su candidato y denueste al otro, pero el oficialista Joaquín López-Dóriga los defiende, pues de eso vive y muy bien.

“¡Éntrale!” exige Meade a Obrador y Anaya también con su “reto público”. Están en su papel aunque muestren desesperación por alcanzarlo. Incluso Kuribreña maneja otro argumento que se pondrá a la orden del día en las próximas semanas: “–Cualquiera que no esté dispuesto a contrastar ideas seguramente estará preocupado de no tener ideas o de no ser capaz de defenderlas”. Primero lo dijo su jefe de campaña, Aurelio Nuño, quien da muestras de pequeñez política e intelectual ya que es muy distinto a imponer una reforma educativa calumniando a profesores, linchándolos mediáticamente con el apoyo de intelectuales “liberales” y persiguiéndolos con la Policía Federal.

La idea de que Andrés no está preparado para exponer y argumentar sus ideas programáticas y menos para gobernar a México, se la escuché a un doctor y experto en seguridad pública, casualmente asesor del guerrerista Felipe Calderón como “presidente espurio” (AMLO dixit). Y recientemente un talentoso académico aclaró que no le exigía a Obrador “la inteligencia de Octavio Paz”, pero…

El asunto medular no estriba en quién tiene mayor experiencia gubernamental, preparación académica, intelectual y tecnocrática, sino al servicio de qué programa, políticas e intereses la pondrán. Éste es el meollo del problema.

Acuse de recibo

Opiniones sobre Quien suelte el tigre que lo amarre (12-III-18). Heriberto Lugo: “En 2012 AMLO perdió por 10 veces más votos que en 2006, incluso en Cdmx, su supuesto ‘costal’ de votos, perdió un par de millones de sufragios. Demasiada gente no le perdonó su berrinche del 2006. Es su tendencia electoral, a la baja. Y demasiada gente no le va a perdonar lo del ‘tigre’. ¿O gano yo o fue fraude?”… “Pepe Vidales. Lo de López Obrador no es mensaje o advertencia, es una vulgar amenaza. Sobre todo considerando que va a ser él quien califique las elecciones; casualmente, en la única que ganó ¡no hubo fraude! cuando en realidad no estaba habilitado para ser candidato, pero como ahí resultó beneficiado, se quedó callado. Para el ignorante autor de este mamotreto el famoso ‘haiga sido como haiga sido’ fue pronunciado ¡antes de la elección!... Eleazar Rosales Bazaldua: “En las elecciones pasadas AMLO ganó la Presidencia y se las robaron, ahora que se cuiden de hacer otro fraude más, los verdaderos mexicanos no lo vamos a permitir”… Cecilio Samperio García: “Algunos conservadores critican a AMLO por lo del tigre, pero esta advertencia es muy real. El cansado y enojado pueblo ya no soportaría un fraude más. De veras señores anti-AMLO, tómenlo en cuenta y no vayan a propiciar una desgracia nacional”… En Forum: La candidatura presidencial y la seguridad nacional (Guillermo Buendía):

http://forumenlinea.com/nuevo/    https://www.facebook.com/forumenlinea    @IbarraAguirreEd    forum@forumenlinea.com

0 comentarios: