jueves, 22 de febrero de 2018

22:17:00
MIAMI, 22 de febrero de 2018.- Scot Peterson, el único guardia de seguridad armado en la secundaria Marjory Stoneman Douglas durante la matanza perpetrada por Nikolas Cruz la semana pasada, nunca entró al edificio para tratar de derribar al atacante.

Así lo narró el alguacil del condado Broward, Israel Scott, en una conferencia de prensa este jueves, conforme a The New York Times.

Peterson renunció hoy después de que Israel lo suspendió y sometió a una investigación de asuntos internos por no cumplir con los estándares de vigilancia.

"Estaba armado, estaba de uniforme", dijo el sheriff de Broward, al que pertenece Parkland.

El jefe de la Policía de Broward, Scott Israel, dijo el jueves que el policía escolar que estaba en Marjory Stoneman Douglas fue suspendido sin pago después de que se supo que nunca entró al edificio durante el tiroteo. "Nunca entró, nunca abordó el objetivo, no lo mató”, dijo Israel. (Broward Sheriff's Office)

"(Peterson debería haber) entrado, dirigirse al asesino y matarlo", dijo Israel en una conferencia de prensa en Fort Lauderdale.

En cambio, permaneció afuera del edificio por más de cuatro minutos mientras Cruz estaba dentro. Cabe recordar que el atacante está acusado de matar a 17 personas en menos de seis minutos.

El video de vigilancia muestra que Peterson no estaba haciendo nada, añadió Israel, tras lo cual se describió a sí mismo como devastado.

"Enfermo de mi estómago. No hay palabras", expresó.

"Estas familias perdieron a sus hijos. Perdimos entrenadores. He asistido a los funerales, he estado en las casas donde se sientan y tiemblan. He estado en las vigilias. Es sólo que no hay palabras", añadió según CNN.

"Nuestro objetivo principal en este punto, además de ayudar a estas familias a recuperarse y mantener las escuelas seguras, es asegurar que este asesino recibe la justicia que merece", espetó ante las cámaras.

Otros dos agentes, Edward Eason y Guntis Treijs, fueron asignados a un servicio restringido, mientras que la oficina del alguacil investiga sus acciones por las advertencias sobre Cruz recibidas por la policía antes del 14 de febrero.

Esta revelación ocurre cuando la sociedad estadunidense debate la posibilidad de instruir a maestros y personal de las escuelas para que porten armas y, eventualmente, sean capaces de defenderse y defender a los niños de un ataque armado.

El presidente Donald Trump dijo este jueves que las escuelas "sin armas" son un imán para los asesinos en masa; ya el miércoles, había dicho que estudiaría la idea de armar a algunos maestros.

Pero la insistencia del mandatario en armar a los docentes generó rechazo en el sector.

"Traer más armas a nuestras escuelas no hace nada por proteger a nuestros estudiantes y educadores de la violencia", expresó Lily Eskelsen García, presidenta de la Asociación Nacional de Educación (NEA), la mayor unión de profesionales de Estados Unidos con casi tres millones de miembros.

Cruz, un joven con problema psicológicos y de conducta, fue detenido poco después de la matanza y está preso sin fianza. (Excélsior)

0 comentarios: